Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carta abierta a Ethel Vázquez

"Todavía estamos a tiempo de lograr una estación digna"

Señora conselleira de la Xunta de Galicia: permítame que le diga que es usted una política atrevida. Últimamente viene a menudo a nuestra ciudad y nos quiere hacer ver a los ourensanos que una estación de autobuses al lado de un centro de salud no tiene ninguna consecuencia pero, eso sí, dicen que lo van a insonorizar; algo difícil de creer y salvo que dicha estación permanezca vacía y sin ocupación.

También practica la magia cuando nos vende una residencia de ancianos, que paga el filántropo Amancio Ortega, en un acto de propaganda política en donde hay fotografías bucólicas de las habitaciones con vistas al mar de alguna ría gallega, cuando todos sabemos que Ourense, ¡hay!, no tiene mar y que en el barrio de "O Pino" donde pretende construir la residencia tampoco.

Esto que parece un chiste del gran Forges o una broma de mal gusto no tiene ninguna gracia y le pido que no juegue con nosotros como si fuéramos niños pequeños y viniese a contarnos un cuento de los hermanos Green. La cosa es mucho más seria porque es usted un cargo político y ocupa una alta responsabilidad pública y no puede venir a Ourense a engañar a sus habitantes; en relación con la estación intermodal del AVE y regresar a su casa como si no hubiera pasado nada.

Dice usted que falta información y en esto le doy la razón, pero había que saber qué tipo de información se le ocultó a la ciudadanía para que saliese a la calle a protestar por esa estación intermodal que nadie quiere y va a hipotecar el futuro de Ourense y del barrio de A Ponte durante las próximas décadas, si entre todos no lo remediamos. Usted maneja la información del poder y sus intereses que, según su lógica, es la buena y no dice que la estación intermodal que defiende y nos pretende imponer a los ourensanos no es real ni efectiva porque sigue dividiendo los barrios de A Ponte y el Veintiuno, crea un muro de 9 metros de altura en la avda. de Marín, (ya denominado el muro de la vergüenza), colapsa de tráfico la rúa Eulogio Gómez Franqueira y rodea con una estación de autobuses el centro de salud del barrio de A Ponte, lo que pone en peligro la propia existencia del centro sanitario. Por si esto fuera poco, se crean unas pasarelas para peatones con unas rampas de un desnivel del 11-12% (algo parecido a lo que padecemos a diario en las rúas de Bedoya y Concello de nuestra ciudad) y no se contempla la variante exterior haciendo que el tren AVE pase por el centro de nuestra ciudad. Éstos y no otros, son los graves problemas que conlleva la intermodal, señora conselleira; y de los que usted no habla y por eso los vecinos de esta ciudad nos revelamos ante esta injusticia, más allá de partidos políticos, ideologías o creencias.

Y otra cuestión, no menor, que me gustaría preguntarle a usted o quizá a ADIF es qué van hacer con los miles de metros cuadrados de la zona norte de la estación, que actualmente ocupan diez o doce vías de mercancías y que incluyen barracones cochambrosos. ¿Tienen alguna previsión, al respecto? ¿Por qué no se lleva la estación intermodal hacia esos terrenos, como contemplaban todos los proyectos que participaron en el concurso de la estación intermodal del año 2011 y que finalmente ganó Norman Foster? ¿Dónde está que Ourense sea el nudo ferroviario de la entrada del AVE en Galicia y qué todos los trenes pasen por aquí, porqué yo con su proyecto de intermodal no lo veo?

Tampoco venga a nuestra ciudad a decirnos. "No vamos a ser cómplices de los incumplimientos de la llegada del AVE", cuando sabe perfectamente que durante años las obras estuvieron paradas y eran responsabilidad del partido político que gobernaba en España con mayoría absoluta, que casualidades del destino era el que le puso a usted de conselleira y nos hizo el cambiazo del siglo con la estación intermodal. Y, por favor, no digan en su partido (para crear alarma en los vecinos) que si se paralizan las obras de la estación intermodal se impide la llegada del tren AVE, cuando son cosas perfectamente compatibles, porque una se refiere a la adaptación de las vías y otra es la obra civil de construcción de la estación intermodal. Es decir, que si se cumplen los plazos y hay el presupuesto necesario el AVE llega.

Le pido una reflexión y que nos conteste a todas estas cuestiones planteadas y no eluda el bulto con más propaganda política porque eso es lo que no necesitamos, sino personas comprometidas con esta ciudad y su futuro que pasa por tener una estación intermodal digna e integrada en un urbanismo amable y sostenible.

Apelo a su responsabilidad para que la estación intermodal del AVE que necesita esta ciudad, por lo anteriormente apuntado, quede al margen de la lucha política que ya ha empezado de cara a las próximas elecciones autonómicas al Parlamente de Galicia y se pueda llegar entre todos a un Pacto de Ciudad para solventar las diferencias políticas; y poner por delante el bien común y el interés general de esta ciudad históricamente maltratada por tanto político incompetente y de estómago agradecido.

Finalizo con un recuerdo a tantos hombre ilustres que Ourense dio al mundo del arte y de la cultura y que un día fue bautizada como "La Atenas de Galicia" y que estoy seguro que usted también conoce. Me refiero a la Xeración Nós, a E. Blanco Amor, J.A. Valente, X. Quessada, Vázquez Gulías y tantos otros que amaron esta ciudad y fueron vanguardia de la intelectualidad porque ellos, a buen seguro, querrían una estación intermodal digna para Ourense como reclamamos desde la plataforma ciudadana y el colegio de arquitectos. Son memoria viva y sus legados un referente de compromiso histórico para esta ciudad y sus gentes; y esto nos hace ser más fuertes en esta causa que es la de todos.

Posdata.- Creo que, si hay voluntad política, todavía estamos a tiempo de lograrlo. De usted depende.

(*) Portavoz de la plataforma cívica y ciudadana "Por una Estación Intermodal Digna".

Compartir el artículo

stats