Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EN CANAL

Antonio Rico

Unboxing Franco

¿Vimos anteayer un unboxing con tantos followers, likes y dislikes que ha nacido un influencer? Quizá lo vieran así quienes conocieron anteayer a ese señor sobre el que las teles se lanzaron a tumba abierta, pero se equivocan. No basta decirles que el dictador solo revivió un ratico mientras Joaquín Reyes lo encarnó en "El Intermedio" en versión zanguango. Tampoco esperar a que, en unos años, "Cuéntame cómo pasó" nos descubra, qué sé yo, que el piloto del helicóptero era un nieto de Merche y Antonio Alcántara. Las aguas televisivas han de volver a su cauce. Ahora, son los maestros y profes en sus clases quienes deben ocupar el lugar que periodistas y comentaristas tuvieron en la tele.

En Lengua los chavales pueden hacer una redacción sobre cómo la momia del aspirante a faraón salió de la tumba en su sarcófago volador sin llegar a resucitar como hizo Osiris, Dionisos, Jesús y tantos otros dioses orientales. En Historia pueden aprender que, a diferencia de sus amigos Hitler y Mussolini, el patriota Franco no invadió ningún país porque prefirió lanzar su ejército y el de sus amigos contra su propia patria. En Latín pueden explicar por qué "exhumación" se escribe así (alguien lo puso sin hache en los subtítulos de "Antena 3 Noticias", ay). Y así, sucesivamente hasta llegar a la asignatura de "Religión y Moral Católicas". Ahí se les acumula el trabajo.

Hay que explicar a los chavales por qué la Iglesia llevaba a Franco bajo palio, algo reservado a Dios presente en la eucaristía. Y por qué le hace misas empeñadas en despedir a Franco glorificando al franquismo. Y por qué el sacerdote Ramón Tejero dedica una homilía chiripitifláutica a san Franco que parece salida de la Iglesia del Palmar de Troya. Y por qué en sus actos se grita "viva Franco", "gloria al salvador", "viva Hitler", "viva Tejero", "arriba España", se insulta a Pedro Sánchez y se canta el "Cara al sol". En fin, que menos mal que en nuestra sociedad democrática existe obligatoriamente una asignatura de "Religión y moral católicas" con profesorado elegido por los obispos que explicará a los chavales que podemos estar tranquilos, que el nacionalcatolicismo ha muerto atado y bien atado.

Compartir el artículo

stats