06 de septiembre de 2019
06.09.2019
EN CANAL //

Compro ropa

06.09.2019 | 01:49

En el espectáculo "Mongolia sobre hielo", Edu Galán está poseído por el espíritu de una avalancha en día de rebajas.

-Compro ropa, ropa, ropa, quiero ropa, compro ropa, más ropa, necesito ropa, primero ropa y después ropa, ropa, más ropa, me gusta la ropa y compro ropa y ropa y ropa.

Por su parte, la humorista Sara Escudero se estrenó anteayer como nueva colaboradora en "El intermedio".

-En 2018 los españoles nos gastamos en ropa una media de 565 euros. Desde 1990 la compra de ropa ha aumentado un 400% pero al mismo tiempo su vida útil se ha reducido a la mitad, de hecho, cuatro de cada diez prendas nunca se usa. ¿Cómo llegamos a esta situación?

Galán habla enloquecido, igual que nosotros compramos.

-Ropa, ropa, compro ropa, me pongo esa ropa para comprar ropa, quiero ropa, mira qué ropa, ropa, ropa, más ropa, compro ropa y compro ropa.

Escudero es más reposada.

-El actual modelo de industria textil comenzó en los años 70 con la deslocalización. Las grandes multinacionales querían vender más ropa y pensaron: "¿Y si trasladamos nuestras industrias a países donde no haya derechos laborales, los salarios sean más bajos y no haya sindicatos?". Como mochileros se fueron a Asia para que les saliera todo más barato. En los últimos 30 años, las grandes marcas han hecho con los derechos laborales lo mismo que con su ropa: rebajarlos al máximo. Gracias a este modelo la industria ha duplicado su producción.

Con tantos datos, cuesta creer que Escudero sea cómica. Es ya después, viendo esos tristes anuncios de aplicaciones para malvender la ropa que compraste de más, cuando te ríes con los dos por igual.

-A medida que el precio de la ropa baja, aumentan las prendas que tiramos. Cada español genera 14 kilos de residuos textiles al año. Este sistema no es sostenible. Para producir un kilo de algodón se necesitan 10.000 litros de agua, lo que convierte a la industria textil en la más contaminante tras la del petróleo. Un 95% de la mano de obra son mujeres, y una de cada cinco es menor de 17 años. Cuando hablamos de "fashion victims" deberíamos pensar en ellas.

-Ropa, ropa, compro ropa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook