07 de agosto de 2019
07.08.2019
A VUELAPLUMA

El fantasma de ETA

07.08.2019 | 00:57

La batalla política se ha instalado en Navarra porque Bildu se ha vuelto bicha bifronte. Bildu. La izquierda abertzale, los ofensores de las víctimas, los amigos de ETA, de "la ETA". Coartadas que apelan al dolor. Navarra, donde ayer gobernaba Bildu sin que rugiesen UPN ni PP, es puro escenario. Bildu, con quien el PP ha pactado cuando ha querido, tiene cuatro diputados que a Sánchez le bastan para sacar la investidura si al final recompone la vajilla destrozada por la morosidad socialista y la miopía morada. Pero hay más. Los indepes catalanes valieron para sacar mares de rojigualdas al balcón y posar 24 aguiluchos en el Congreso. La derecha sabe, pues, que por ahí hay vía. De modo que cumple profundizarla demonizando a Bildu. Sin embargo, resplandece una pega. Cada vez que se rechaza normalizar a esa fuerza política se les regalan armas a los proetarras que quieren ver los zulos limpios de telarañas. ¿Va por ahí la vía ampliada?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook