Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Sánchez de Dios.

Crónica Política

Javier Sánchez de Dios

El espectáculo

A la vista de cuanto se anuncia, decide y lo que es aún más importante, va a recibir financiación abundante en tiempo y forma, la Xunta prepara lo que ha dicho "mejor Xacobeo de la historia" y que otros llamarán el mayor espectáculo del mundo. A saber todavía si estos últimos van a hacerlo con ironía, y por tanto desde la crítica, pero en cualquier caso existe un denominador común: el 2021 va a ser un año "de traca", por no decir de tracas, que seguramente sonaría más exacto. Y por otra parte, está libre de malévolas sugerencias.

(Conste que se dice lo de las críticas porque en este Reino, y gobierne quien gobierne -si bien el PP, por tantos años de presencia en San Caetano, se lleva la palma- recibe palos cuando expone eso que algunos llaman "proyecto suntuario". El último ejemplo, y desde luego el más sonoro, fue el de la Cidade da Cultura en Santiago, iniciativa que fue lapidada desde las influencias territoriales hasta los escaños de la política. Terminó como una suerte de hiperdependencia administrativa con restos del plan original, pero nadie habla ya de derroche. Se nota, en eso y en otros "detalles" que la cosa pasó por derechas e izquierdas.

Ahora, y curiosamente, le toca apechugar con el desafío a uno de los pocos centristas reconocidos por la autoridad competente. Se trata del exconselleiro de Educación y ahora de Cultura e Turismo, que fue calificado así por el presidente Feijóo cuando don Román Rodríguez tomó posesión de su primer cargo. Lo que se cita porque el hecho de que se le vea ocupando el centro, lugar de la virtud -aunque en este caso sea política- para Aristóteles, le pueda ayudar. Y a fe que lo necesitará, sobre todo si piensa en que elecciones/2020 y Xacobeo/21 estarán íntimamente ligados.)

En todo caso, a Galicia le conviene, económica, social y culturalmente, que el espectáculo sea un éxito rotundo. Y no porque algunos, acaso gentes de poca fe, digan que la cita "colocará al país en el mapa", sino porque la condición de Santo que tiene el Año ya lo implica. Y la tradición añade el plus del peregrinaje que, junto a Roma, hacen de Compostela la capital espiritual de la cristiandad, que para imagen en un logro ya de por sí impresionante. Le faltaba, quizá, el factor festivo que el señor Vázquez Portomeñe supo intuir, y en todo ello anda el Reino.

Ocurre que, al menos desde la opinión de quien escribe, quienes tienen la gran oportunidad, y un considerable presupuesto -aunque nunca será suficiente, como se dice casi siempre- han de actuar con prudencia y sentido común. La importancia del envite no es tan grande como se ha dicho, porque la historia del Xacobeo data de los años 90, y al del 2021, que probablemente no será el último, deberían quedarle aún mucho margen de referencia. En cualquier caso, el volumen del esfuerzo organizativo es lo bastante grande como para comprender que para Galicia es muy importante y por eso conviene no fallar. Algo que lo hace un asunto "de país", y por tanto un espectáculo de y para todos.

¿No??

Compartir el artículo

stats