Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Marta, en Los Escudos

Quesos, empanadas y croquetas de entrante, merluza con patata asada y caldeirada de marisco de plato principal, un surtido de postres para redondear y un trato exquisito en todo momento. Eso es lo que vivieron en el hotel Los Escudos el centenar de invitados de Francisco Rodríguez Sobral, el propietario del mismo, que ya lo ha hecho con ellos en años anteriores. Era el Día de los Abuelos y no pudo tener mejores invitados que los residentes de Santa Marta de Alcabre que tutelan las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, denominación que quizás se haya quedado un poco desfasada en la terminología sociológica actual, pero es la que tienen, la que siempre conocimos y no disminuye un ápice el mérito de su humanitaria labor. Entre el centenar de invitados estaban las propias monjas y los voluntarios de cuya solidaridad esta institución se sirve para hacer frente a sus necesidades cotidianas. Para todos los residentes supone un día muy especial, festivo incluso, no solo por la propia comida, sino por salir fuera de la residencia y romper la cotidianidad para insertarse por unas horas como invitados de excepción en esa vida agitada que bulle en el exterior, fuera de sus muros. Un gran día.

Un taller creativo y rural

Hablamos el otro día del "Taller creativo Textos en Acción", que va a impartir la ex directora de las Jornadas de Teatro Alternativo de Vigo, Lola Correa, a los que os apetezca participar. Pues debo decir y digo que está programado para el sábado, 3 de agosto, por 48 euros incluida la comida. Se trata de ocho horas intensivas en plena naturaleza ese mismo día, en esa casa rural A Lonquexa do Gañán de José Rodríguez Quintas, sita en Prado, 80, Morgadáns-Gondomar. Empezaréis a las diez de la mañana, en que se escribirán los textos que se representarán por la tarde. Más información en noescafeteatro@yahoo.es (tfno 666 990403)

Vaia carneiro o de Moraña

Uno no pudo ir a la "Festa do Carneiro ao Espeto" de Moraña, que llegó a su cincuenta aniversario, desde aquel año 1969, con pocos carneros asándose. Uno de los promotores fue el alcalde entonces, Laurentino Castro Piñeiro, junto a un emigrado argentino llamado Eduardo, que trajo su sabiduría del asado argentino y al que siguió su hijo, del mismo nombre. Otros asadores fueron Elías Ameal, O Muiñeiro, Manuel García "O Rito"... hasta el máximo asador y responsable de la fiesta en estos momentos, Jesús García, que cuenta con un equipo de auxiliares para asar sobre 200 corderos. Con motivo de este aniversario, el concello que dirige María Luisa Piñeiro, hizo una exposición muy completa de toda esa andaina, con fotografías, artículos de prensa, sin faltar los pinceles del morañés Pepe Castro, con lienzos y carneros hechos con madera.

Compartir el artículo

stats