Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Touriño

El mirador de Lobeira

Antonio Touriño

Fiestas de la espuma, reclamo turístico

La inercia se ha convertido en la única fuerza cinética que mueve el turismo en O Salnés. Ni una idea nueva, ni una iniciativa a mayores, ni un proyecto de futuro, ni siquiera un programa de promoción de los recursos existentes. El turista llega con los ojos vendados, sin saber qué le espera, con su guía impresa u on-line para descubrir los encantos que le dé tiempo en sus cuatro o cinco días de asueto, en una oferta que se queda obsoleta porque no sufre modificaciones a lo largo del tiempo.

Elegir O Salnés como destino en 2019 es igual que haberlo hecho en los ochenta cuando había las mismas playas, fiestas, conciertos, rutas en catamarán o la recurrente excursión a Santiago de Compostela a ver la catedral.

Con este plan, salvo los amantes de citas como el Agua, el Albariño y la Vikinga, poco nuevo se va a encontrar el que vuelva a O Salnés pues los Ayuntamientos cargan toda la responsabilidad en los hosteleros, la Diputación parece que solo recuenta turistas a final del verano y la Xunta solo piensa en el Xaxobeo de 2021.

El turismo necesita un arreón. No basta con los lamentos de final de temporada o las propuestas de desestacionalización que tanto prodigan políticos y profesionales todo el año.

La idea del parque acuático de Meis apunta bien, pero hay mucho campo abierto en materias como el patrimonio -Románico, yacimientos arqueológicos, faros-; naturaleza -playas, acantilados, bosques-; deportes -especialmente náuticos pero también golf o croquet- y gastronomía -hace años que no se suman estrellas Michelín-.

Luego, a muchos extraña que se note una caída del turismo, que durante la semana haya menos pernoctaciones en los hoteles o que los catamaranes llenen solo con excursiones de la tercera edad.

Faltan reclamos pero sobre todo ingenio. A los visitantes hay que darles todo hecho pero no puede ser soportado solo por el gremio hotelero pues repercute en otros muchos sectores; administración, comercio, industria... Todos juntos han de buscar la mejor oferta para atraerlos. No basta con organizar solo fiestas de la espuma ni con vender patitos de flotador.

Compartir el artículo

stats