07 de julio de 2019
07.07.2019
Faro de Vigo

La industria gallega: mitos y realidades

07.07.2019 | 03:12

Es verdad que existen empresas y ramas industriales en Galicia que afrontan problemas y dificultades. También que el margen de mejora es notable. Por ejemplo, en cuanto a su tamaño medio; o en lo que atañe a su sofisticación tecnológica. La industria 4.0 aún nos queda lejos y todavía hay empresas con problemas básicos de organización.

Pero si nos quedásemos en lo anterior, transmitiríamos una visión perspectiva y desalentadora. Y falsa. Hoy, Galicia es una economía industrial. El peso de su industria manufacturera en el total español (el 5,8%) es claramente superior al peso global de la economía gallega (5,2%). En concreto, la industria gallega produce un 11% más de lo que le correspondería por nuestro tamaño económico. Somos industriales. Y este resultado es consecuencia de lo ocurrido en las últimas dos décadas.

En la figura adjunta se representa, en el eje horizontal, el peso de la industria manufacturera en el año 2000 en las economías regionales más grandes: Madrid, Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, Galicia y País Vasco. En el eje vertical aparece el crecimiento acumulado entre 2000 y 2018 del valor añadido industrial. Seguramente para sorpresa de muchos, la industria gallega es la que más ha crecido; más que las "industriales" Cataluña y el País Vasco. La actividad de la industria gallega ha crecido el triple que la industria española en su conjunto.

Sin duda, detrás del muy positivo resultado anterior se encuentra Inditex y Citroën. Pero también muchas otras empresas de las cuatro provincias; casi todas ellas de propiedad familiar; con apellidos reconocidos. Un tejido que ya quisieran otros para sí.

Está bien ser autocríticos y exigentes. Pero muchas veces a los gallegos nos falla la autoestima y no nos damos cuenta de que, si nos lo propusiésemos en serio, podríamos ser la pieza central del noroeste peninsular. Asturias y Castilla y León no tiene nuestro potencial empresarial. Y el Norte de Portugal no cuenta con nuestra autonomía política para poder liderar.

*Director del Foro Económico de Galicia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook