Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Julio, un mes para disfrutar

Y tras en medio del verano, cuando más apriete el calor y nuestras calles se llenen de propios y visitantes, se sitúan las fiestas del Carmen, que no patronales como quien sabe poco de Marín suele decir. También parece estar organizado el programa de actos y actividades que será para unos bueno, para otros, regular y para los más recalcitrantes, un desastre, pero eso depende del color de las gafas de cada quien. Será el mes de julio y, seguramente el resto de fines de semana de ese mismos mes y agosto, un continuo rosario de fiestas y festejos y, el dinero empleado dentro de las posibilidades lógicas de las arcas municipales, estará bien gastado porque el disfrute social es también pura salud y positividad. Ahí en medio se sitúa la celebración principal del año en la Escuela Naval Militar donde se gradúan cada año el día del Carmen los nuevos oficiales e ingenieros de la Armada y, previamente, viviremos la llegada del Juan Sebastián de Elcano y la visita por este motivo de centenares de familiares de los jóvenes que forman el alumnado y la tripulación del gran velero español embajador español por los puertos del mundo. El mes de julio es un momento importante del año para dar una buena imagen de Marín y de sus gentes que siempre se han destacado por su cordialidad y hospitalidad. Después llegará agosto más relajado, pero acaso con muchos visitantes. A ver si damos la talla un año más.

Compartir el artículo

stats