Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La química de Mon Cancela

Hoy empiezo a escribir escuchando "Viva México", de Pedro Vargas aunque vaya a hablar del artista vigués Mon Cancela, que no creo que esté por los corridos y rancheras. Y es que me encontré el otro día a este corredor de fondo de la música en La Centralita en tertulia con Vaquero y Piño Prego y hablamos de su actual estrategia musical. A Mon le conozco desde que formó los Lombardi en 1999, banda fichada entonces por Warner Music con la que grabó " Lombardi Uno". La formación se disolvió y Mon inició carrera en solitario con el disco "Aprendiéndonos", con Alejo Stivel, Iván Ferreiro y Pereza apoyándolo. Pasó el tiempo, montó en 2018 Mon Band con Gorio Álvarez y Cristin Rodríguez, y yo ahora, mientras escribo, dejo la ranchera para oír el primer single del grupo, " Rápido y veloz", que salió en junio de este año y forma parte del álbum de siete temas " Juguemos a tenerlo todo". Me gusta, me gusta. Es elegante, sí. A Mon se le ocurrió que, como ahora todo se mueve en el mundo de las plataformas digitales, podría lanzar el disco por singles sucesivos, y ya os aviso del segundo, que lo podréis oír en las redes desde comienzos de julio bajo el título " Química brutal". Ahí está Mon Cancela, dando la cara con el poso de su pelo ya blanco, trabajando aquí y allá pero con la música como referencia vital. Y en su disco colaboran amigos como Iván Ferreiro, Nuria Cora, Eladio Santos...

Centralita, 1, Pintxoteca, 1

¡A Mon Cancela lo encontré en La Centralita, ahí en la Plaza de la Constitución, y ahora me entero por Piño Prego de que hoy inauguran en este local un nuevo proyecto con un aliado que inspira mucha confianza por su pasión y obsesión por el buen hacer hostelero: Sergio Vázquez Teruelo, alma mater de La pintxoteca y La pintxoteca del mar, hermano (y socio) del que fue vicepresidente del Pontevedra F.C., al que ya conocimos hace muchos años cuando abrió con mucho nivel Los alpes, especializado en fondues, en Marqués de Valladares, ahora taberna mexicana. Bueno, pues la Pintxoteca y La Centralita se unen para crear un nuevo concepto de bocatería internacional. Los de la Centralita vienen más de la noche y del espectáculo, pero Sergio, con cuya hermana Ana y cuñadísimo Óscar me tomé un vino en Salamanca hace unos días, es un hostelero nato obsesionado por el I+D, empeñado en innovar en lo culinario como demuestra con éxito en su Pintxoteca del Mar. Hoy, a las 8, colegas, empieza la función.

Y un libro sobre El Eligio

Anda Bieito Ledo "alporizado" con su último proyecto: un libro homenaje sobre la historia de Eligio y su taberna viguesa, ahora que se cumplirán cien años y ha renacido con mucha fuerza de la mano de Leopoldo Celard, hermano de nuestro inolvidable y querido Toti, que se nos fue con demasiada prisa. Bieito ya tiene muchos documentos de la familia, y ahora está liando a principales firmas para que escriban algo, incluyendo una entrevista con su viuda, heredera mayor de su memoria ya que lo vivió desde hace varias décadas. ¡Bien, Bieito!

Compartir el artículo

stats