18 de mayo de 2019
18.05.2019

El caso Iceta

18.05.2019 | 01:42
El caso Iceta

Cuando aún no se ha puesto en marcha la legislatura, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha vivido su primer traspiés, después de que los independentistas catalanes vetaran el nombramiento como senador del primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta. Esto frustró la elección del catalán como presidente del Senado, como pretendía Sánchez (aunque este ha contragolpeado eficazmente, con su propuesta de Meritxell Batet, para el Congreso, y de Manuel Cruz, para el Senado).

En todo caso, ¿qué ha ocurrido para que se haya roto la cortesía parlamentaria en este tipo de designaciones? Por un lado, exceso de confianza por parte de los dirigentes del PSOE (a quienes no les entraba en la cabeza que se pudiera votar no a lo que se considera un trámite parlamentario, exento de cualquier mercadeo); por el otro, errores de observación en los intereses del rival.

Habida cuenta que no se esperaba ningún gesto por parte de Junts per Catalunya, la formación de Puigdemont, más radicalizada que Esquerra Republicana, todos los ojos recaían en este partido. Pero en Madrid no se tenía en cuenta la mala imagen que tiene Iceta entre el electorado independentista, tras haber votado a favor del artículo 155 de la Constitución. Esto, unido a hechos que fueron percibidos como ofensivos (como la negativa de Instituciones Penitenciarias para que Oriol Junqueras, líder de ERC, participara en un debate televisado o el procesamiento de 28 altos cargos del Govern, por orden de la Fiscalía, por un delito de organización criminal), llevó a los republicanos al no a Iceta. Otra cosa es que, a este último, el encargo de Sánchez de presidir una cámara poco útil fuera de su agrado (como se ha visto tras su "alegría" por el nombramiento de Batet y Cruz). Pero esa es otra historia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook