28 de marzo de 2019
28.03.2019

A vueltas con Figueroa

28.03.2019 | 01:39
Lucenses en Vigo. ¡Atentos todos, que los que veis en la foto son nada menos que de Lucus Augusti nacidos, aunque residenciados tiempo ha en Vigo! Ahí posan con brío en la comida que hacen anualmente lucenses en nuestra ciudad y qué bien hacen porque bueno es celebrar la memoria común de origen. ¡Y qué tierras las del anacoreta San Froilán, aunque ellos, la verdad, de eso de dedicarse a la contemplación en soledad, nada de nada!

Estaban sentados en corro, bajo los primeros soles de primavera. Eran Manuel Mosquera, Manolo Rouco, Emilio Lagarón y Enrique Carrillo, reviviendo ante un café los muchos instantes compartidos a través del tiempo. Y hablaban de momentos de disfrute juvenil vividos en las noches del Nova Olimpia. ¡Qué sentimentales se han puesto estos!, me dije al oírlos, pero luego me enteré de que atesoraban un plan en relación con Alejandro Fernández Figueroa, el boss del Nova. Es decir, estaban intrigando pero para bien porque se preguntaban cómo entre tanto Vigués Distinguido a nadie se le ocurrió aún proponer a uno que lo había logrado a base de talento empresarial. Reconocido por la mayoría como un gran embajador de Vigo, ha sabido conjugar sus aficiones con proyectos empresariales de notable trayectoria tanto aquí como Río de Janeiro y Sao Paulo. Y siempre comprometido y orgulloso de sus orígenes. ¿Quién con canas no recuerda aquellos años 70, 80 y 90 en cuyo ocio tanto influyó? Por ejemplo su compromiso junto al alcalde Manuel Soto con los bailes de la 3° Edad, en el Nova Olimpia, propuestos por José Manuel Mosquera. ¿Y la importación del centollo francés o las actuaciones de estrellas en el Nova? ¿Quién ha contratado en Brasil a los más caros artistas del mundo? ¿Y cuántos amores se fraguaron en su sala? De eso hablaba el cuarteto.

¡Qué mesa la del Cocido Day!

Me llamó el otro día Roberto Pérez Marijuán para que participara en el Cocido Day, que es una celebración del cocido que se hace al mismo tiempo no en Vigo solo, ni solo en Galicia o en España solo, sino en decenas de restaurantes de diversos países, ocho este año, que se suman al calor de las redes de Internet. A mí me invitó a la mesa de la que él era Cocido Leader en el restaurante renovado Pura Concha del hotel Bahía, y sé que estaban en esa mesa a la que no pude asistir por un viaje, Marco Volador, periodista y parapentista, Margot Smilegot, bella dama aerolover, (que no sé qué significa pero suena bien), Álvaro Gómez Viéitez, profesor en escuelas de negocios, Amanda Chic, influencer de moda y tendencias en Instagram, su manager Asunción, Celso Gómez @monterredondus un pionero en las redes sociales creador de Bonos Bienestar, Hamchy en representación de Vigopeques que ese mismo día recibió en Madrid el premio Blogosfera al mejor Blog de viajes y Nuria, anfitriona y comunitty manager del Pura&Concha, el restaurante que puso el cocido. Hubo más mesas, y restaurantes de Vigo, creo que A Chabola, La Pepita, La Mina... ¡Qué pena no haberlos podido conocer, y tanto nuevo oficio a la sombra de las redes sociales!

¡Y qué Memorias el domingo!

Y atentos los fieles lectores de este periódico a las Memorias que vamos a sacar en el suplemento del dominical porque es una hermosa historia de emigrantes. La de Jesús Rama, cuyo abuelo ya había emigrado a Cuba en el mismo barco que el padre de Fidel y Raúl Castro, a finales del siglo XIX, partiendo los dos desde A Coruña. Nuestro biografiado, su nieto Jesús Rama, cuenta su vida infantil en una pobre aldea gallega, su marcha con 20 años y 20 pesetas en el bolsillo para Uruguay, su pelea desde cero, sus triunfos y caídas hasta su actual empresa de 140 trabajadores. y hasta la balacera que le metieron en un atraco, de la que sobrevivió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook