17 de marzo de 2019
17.03.2019

La construcción de viviendas: todavía en indigestión

17.03.2019 | 03:48

El gráfico adjunto muestra la evolución mensual de las licencias municipales para la construcción de nuevas viviendas entre enero de 1994 y noviembre de 2018. Un cuarto de siglo en el que han existido dos períodos claramente diferenciados. Hasta finales de 2017, un crecimiento continuo, con un disparatado pico en mayo de ese año, en el que se visaron 5.900 nuevas viviendas. Ni la dinámica poblacional autóctona ni la demanda de vivienda turística justificaban ese incremento de oferta.

Para el conjunto del período que muestra el gráfico, la media es de casi 1.400 viviendas mensuales. Desde el verano de 2009, no se llega en media a las 200 al mes. Ni tanto, ni tan poco. El boom generó muchísimos problemas, como todos sabemos. Empezando por el propio sector.

Tardaremos todavía unos años en metabolizar el exceso de construcción y el stock de viviendas desocupadas. No obstante, esto es compatible con que aparezcan tensiones localizadas en el mercado inmobiliario. Existen zonas en las que el deseo de vivir en ellas supera con creces la oferta disponible y eso tira al alza de los precios. Ni las proyecciones demográficas ni el turismo justifican otra cosa.

En todo caso, lo vivido y el gráfico adjunto deberían quedarnos gravados en la memoria para evitar inflar otra burbuja irracional. Lo mejor para todos, incluido el propio sector de la construcción, es que existan menos fluctuaciones. Un equilibrio razonable sería una licitación que se moviese entre 500 y 1.000 viviendas nuevas al mes.

*Director del Foro Económico de Galicia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook