06 de enero de 2019
06.01.2019

Perspectivas digitales

06.01.2019 | 01:45
Perspectivas digitales

Aceptamos ya que la evolución tecnológica ha supuesto que en un breve período de tiempo de cinco o diez años se ha experimentado una transformación mayor, en prácticamente todos los órdenes de nuestras vidas, que en centenares de años. La cuestión que ya preocupa es como prevemos, si lo podemos hacer, cómo evolucionaremos en el próximo futuro, dado que todo lo susceptible de ser digitalizado, se digitalizará.

Si tomamos la perspectiva como algo que se puede estimar como serán las cosas en el futuro y lo aplicamos a lo digital y entendemos por tal la disponibilidad de sistemas y/o dispositivos que crean, almacenan, transforman e informan, mediante la combinación digital de números, los bits de información generados y lo vinculamos a las tecnologías de la información y comunicación que se han empleado en la rápida evolución experimentada en los últimos años, estaremos en condiciones de intentar ver si el futuro será inevitable o la acelerada desintermediación que viene en tropel la podemos reconvertir de alguna forma.

Para comprender el contexto en el que nos encontramos sugiero tener en consideración que un conjunto de pocas empresas tecnológicas tiene un valor patrimonial superior a la suma de los productos nacionales brutos de países como España e Italia juntos por poner un ejemplo o que los costes son ya, y lo serán más exponencialmente, más baratos, lo que nos lleva a que más de cuatro mil millones de habitantes de la población mundial está ya conectada a Internet y con el móvil a su vez sucede algo parecido, donde se estima que el 80% de la población mundial tiene un móvil para comunicarse.

Nuestra identidad personal ya es una identidad digital y todo lo que hacemos finalmente está siendo susceptible de ser computado de forma directa o indirecta y dada la inimaginable capacidad de tratamiento y almacenamiento de datos, los sistemas de gestión usando algoritmos son capaces no solamente conocer absolutamente todo respecto a nosotros, sino prever y proyectar cómo será el futuro, por tanto impulsará de forma decisiva la inteligencia artificial aplicada, lo que determinará como nos organizaremos como trabajadores, consumidores y como ciudadanos. En la actualidad se estima que solamente se procesa el uno por ciento de la información digitalizada por lo que el crecimiento previsto en almacenamiento y procesamiento será exponencial.

*Economista

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook