Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EN CANAL //

Antonio Rico

Cake Minuesa va provocando

Ya nos colaron la tontería esa de que la tecnología no es ni buena ni mala, sino que depende de cómo se use. Una pamplina que presenta como neutras, y por tanto iguales, cámaras de gas, vacunas, bombas atómicas e incubadoras para recién nacidos.

-Es que una bomba puede usarse de pisapapeles y una incubadora como arma arrojadiza contra ancianitas.

-Yaaa. Claro que sííí. Pero eso es porque esos objetos dejan de ser lo que son al convertirlos en otra cosa: pisapapeles, que son bueeenos; y armas contra ancianitas, que son maaaalas.

Ahora toca que nos creamos que agresiones, abusos, ataques a la libertad de expresión, y pasividad policial ante los delitos no son malos ni buenos, sino que depende de quién los haga y quién los sufra. Habrá que repetir mucho tamaña idiotez para que nos la traguemos, así que hay quien ya está en ello. Pasa con la agresión sufrida el pasado viernes por el reportero de "Intereconomía" Cake Minuesa cuando informaba sobre los CDR en Cataluña. Una situación de hostigamiento general hacia él y, sobre todo, su operador de cámara, a quien Minuesa trataba de proteger interponiéndose, que acabó con él tumbado de un puñetazo en la cara y la poli ignorándole. Los hay tan manipuladores como Beatriz Talegón, tertuliana de TV3, que le acusa de hacer un montaje. Lo que se contradice con el ciudadano allí presente que le acusó de lo contrario: "Tú ibas provocando". ¿Provocando? Pues bien, eso es la libertad. Quien quiera tiene derecho a provocar lo que le dé la gana, incluyendo hacer periodismo de derechas, salir de noche sin acompañante y llevar minifalda sin que por eso los agresores sean menos agresores, ni los cerdos violadores asquerosos sean menos cerdos, menos violadores y menos asquerosos.

Lo mejor es ver a la policía municipal responsabilizándole de la agresión.

-Va a una manifestación que es contraria a usted, a su política. Se ha metido sin avisar a nadie.

-Claro, me he metido con la prensa.

-¿Nos ha requerido que le acompañemos? No nos ha dicho ni que bajaba, con lo cual usted asume el riesgo.

-Bueno, pues ¿me pueden acompañar? Quiero hacer mi trabajo, ¿me pueden acompañar?

No le acompañaron, claro, pero es porque iba provocando.

Compartir el artículo

stats