16 de octubre de 2018
16.10.2018

La Diputación en los Concellos

16.10.2018 | 04:07
De puertas abiertas en A Mangallona. De nuevo esta casa encantada llena de secretos, ames de obras de arte, abrió sus puertas en una de esas jornadas que el público aprovecha para gozar del arte. Como siempre, de anfitrió ejerció Camilo Camaño, su dueño. Santos Álvarez

Confieso que el Plan de Concellos de la Diputación de Pontevedra me tenía confuso. No entendía que el Concello anunciara unas obras y que cuatro o cinco meses después las aprobara la junta de gobierno de la Diputación. Pero eso no fue lo que nos contaron. Me acuerdo bien el día ese que llegaron a salón de sesiones del Concello de Cangas a explicar el nuevo y revolucionario sistema de reparto. El dinero, dijeron, se repartía en función del número de habitantes y de la superficie. Cangas quiso añadir el criterio de Concello turístico, pero no se aceptó. Pero no es como creíamos. El Concello de Cangas no recibe ese dinero directamente y con él decide lo que va a hacer. Las obras se deben presentar a la Diputación y sus proyectos son examinados escrupulosamente por ellos, tanto que los mandan repetir. Y así tardan y tardan obras que el Concello había anunciado hace meses. No existe un trasvase de dinero a los concellos como adelantaron, no. La Diputación sigue gobernando a los Concellos y dejando claro que es ella la que da ese dinero para determinada obra. Es un proceso que tiene encendido a los políticos locales, porque no hace más que retrasar su trabajo y recibir las quejas vecinales. No nos lo habían contado así ese día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook