14 de octubre de 2018
14.10.2018

Operaciones delicadas

14.10.2018 | 03:12

Losada fue intervenido de su dolencia, por primera vez, en el Sanatorio Marescot, de la carretera de Marín, la noche del 5 de junio de 1929. Efectuó la operación el propio Enrique Marescot, ayudado por los doctores Sobrino, Pintos y Fontoira, de Pontevedra, y los cirujanos Devesa y Cobián, de Santiago. Era un cáncer de estómago y la ciencia médica hizo cuanto estaba en su mano, que no fue mucho, por tratar de salvar al paciente.

El parte médico que trascendió a la prensa gallega habló de una "intervención delicadísima, que terminó felizmente". Aquellos días el Sanatorio Marescot recibió un desfile interminable de visitantes deseosos de saludar al paciente y desearle un pronto restablecimiento.

Losada estuvo tres meses de reposo casi absoluto en su casa de Domaio, y cuando sus buenos amigos anhelaban una cierta recuperación, sufrió otra afección en el hígado y riñón, que dejó maltrecho al enfermo. Esa dolencia aconsejó una segunda operación que tuvo lugar el 25 de septiembre en el Sanatorio Baltar, de Santiago. Pero falleció veinte días después.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas