26 de julio de 2018
26.07.2018

El papel será tendencia

26.07.2018 | 01:46
El papel será tendencia

¿Será un loco o un visionario? Alguien capaz de hacerse millonario con la medicina o es un timador o un genio. Hay que reconocer que es un tipo peculiar, pero igual que lo son Jeff Bezos (Amazon y "Washington Post" ), Elon Musk (Tesla y mil cosas más) o el muy veterano Rupert Murdoch ("The Times" y Fox TV). Patrick Soon-Shiong, contra lo que pueda parecer por su apellido, nació en Sudáfrica. Como todo buen magnate, empezó repartiendo periódicos, y, a base de pringarse los dedos de papel entintado, se enamoró perdidamente del irresistible tacto de las noticias. Se trasladó con su familia a Los Ángeles, donde hizo una brillante carrera como cirujano y científico emprendedor. Se puso un objetivo muy ambicioso: curar el cáncer; no lo ha conseguido aún, pero el empeño le ha reportado una notable fortuna. De hecho la revista "Forbes" le proclamó en 2014 como "el doctor más rico de la historia del mundo".

El pasado abril su nombre adquirió todavía más notoriedad tras comprar el principal periódico de Los Ángeles y otras cabeceras por medio millón de dólares. Ya se sabe, el juguete con el que todo magnate sueña, un periódico. Nada nuevo. Ya le había pasado al más grande de todos los magnates, Charles Foster Kane, cuando decidió dedicar su herencia al ruinoso "The Chronicle". En una interesantísima entrevistaperfil, publicada esta semana en "The Guardian", el doctor Soon-Shiong se definía como "el adicto número uno de las noticias". Su primera medida en "Los Angeles Times" ha sido revolucionara. Navegando contra la tendencia imperante -por ejemplo en la política española- decidió nombrar director a un periodista old fashion de 75 años. Su segunda gran medida ha sido trasladar la redacción del centro de la ciudad a la playa, a la zona conocida como Silycon Beach, donde se respira aire limpio del océano mezclado con el silicio que emanan las nuevas tecnologías. El lugar es lo que el empresario llama el nuevo "meollo" de la urbe. No es de extrañar que los trabajadores del periódico, que despidieron al anterior dueño brindando con champán, estén entusiasmados con el hombre que ha prometido convertirlos en estrellas; el mejor caramelo para un reportero. Siendo sinceros, ¿qué periodista no ha soñado alguna vez, en estos momentos tan difíciles, con que aparecía un Bezos por la puerta de la redacción? Sin renunciar a los avances tecnológicos, Soon-Shiong está convencido de que la prensa impresa se volverá a poner de moda, como ha sucedido con los vinilos, que ahora vuelven a apreciar los jóvenes. "Pronto veremos a los chicos de los hipster pidiendo papel", asegura. Está convencido de que la prensa en papel sobrevivirá: "siempre habrá una necesidad de lectura sosegada y de tacto de papel". ¿Por qué no? Las tendencias cambian.

¿Quién nos iba a decir que pasaría la moda de vivir en el extrarradio? Y pasó. ¿Quién nos iba a decir que después de disfrutar del adosado con piscina íbamos a añorar el centro? Y lo añoramos. ¿Quién nos iba a decir que Ikea o Leroy Merlin se iban a instalar en las calles más céntricas? Y se están instalando. El periódico en papel no va ser menos y también puede volver a ser tendencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook