12 de julio de 2018
12.07.2018
tribuna del lector

El buen gobierno

12.07.2018 | 02:10
El buen gobierno

Todos reconocemos que la victoria de Pedro Sánchez nos ha sorprendido y D. Mariano Rajoy fue el primer sorprendido. Un señor que defiende la unidad de España consiguió que los separatistas tanto catalanes como vascos votaran al Sr. Sánchez y que el PNV, que votó a favor del Sr. Rajoy cuando se aprobaron los presupuestos del Estado, votaron a favor del voto de censura encabezado por el Sr. Sánchez.

Pero el Sr. Sánchez tiene que gobernar y esto lo tiene muy difícil con sus 84 escaños. Algunos de los que se sumaron al voto de censura son separatistas y los hay anticapitalistas. Difícil conjugar con un modelo democrático y europeísta en que España quiere desarrollarse.

El buen gobierno es el que logra el bienestar material, en una palabra el que logra mejorar su nivel de vida y consigue un auténtico bienestar.

Uno de los problemas más importantes en que nos enfrentamos es el demográfico. Supongo que el Sr. Sánchez no querrá resolverlo a base de que vengan muchos Aquarius.

El problema catalán está en plena efervescencia. El Sr. Torra no se va a contentar con que los presos por sedición pasen a cárceles catalanas.

España tiene que conseguir una rápida estabilidad política si no dejará de ser un lugar ideal para invertir.

El Sr. Sánchez está cometiendo errores de bulto: ha decidido darle un golpe mortal a la clase de religión en el Bachillerato, con la nueva norma de que se seguirá dando clase de religión católica pero que no contará para entrar en la universidad.

Al Sr. Sánchez se le está viendo el plumero, su fobia a todo lo que significa Iglesia Católica, es un socialista poco tolerante con el sentir general de los españoles. Pues son la mayoría creyentes aunque sean poco practicantes y quieren para sus hijos que aprendan la doctrina de Jesucristo en que se aprende valores y principios para ser buenas personas y ciudadanos. Es posible que después se desvíen pero no se olvidarán donde está su norte ético.

Hay socialistas como fue Paco Vázquez que defendía sus valores socialistas y no dejaba de ser un valiente católico y oponerse a la aprobación del aborto. Tenemos a nuestro alcalde Abel Caballero que le ha votado el 60% del electorado y ha conseguido poner un hombre de confianza en la Zona Franca que nunca se le ocurriría poner trabas a la clase de religión.

El Sr. Sánchez está dando alas al movimiento de orgullo gay y abrir la espita hacia la eutanasia.

Mal andamos Sr. Sánchez, la mayoría de los españoles ni somos gais ni aprobamos disculpas para la eutanasia. Lo menos que puede hacer un político es respetar el sentir de la mayoría. Ya está bien de gestos y de marketing, y hay que resolver los grandes problemas reales. Los principios y actitudes éticas basados en el esfuerzo nos llevarán a hacer de España un país importante y fuerte.

*Miembro del Club 55

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine