13 de junio de 2018
13.06.2018

Las Román, de Ad Hoc a Muta

13.06.2018 | 04:05
Cuatro generaciones. Ahí veis, con 98 espléndidos años, a Sabucedo, el pater familia, con la primera, segunda, tercera y cuarta generación, así como familiares y amigos en su 98 cumpleaños. ¿Cómo no van a celebrar tal gesta cronológica si nació con Alfonso XIII en año electoral, conoció los años de República, los del franquismo y la Transición a la Democracia? ¡Felices 98!

Yo conocí a Alfonso Román, como mi jefe de campamento en años de juventud hacia Dios. Luego casó y conocí a su Inés Ramiro y a sus herederos Inés, Fon y Eva Román. Recuerdo que Alfonso construía obras de gran acabado y estéticamente avanzadas mientras su hijo Fon Román cantaba en Los Piratas y luego se hacía cantante de culto. Recuerdo que su mujer Inés dirigía una galería, AD HOC, siempre puntera en Vigo, en segunda etapa ayudada por Inés mientras Eva se iba lejos. Tras cerrar AD HOC, por culpa del país, dirigido por la madre Inés desde el año 1999 (cuando estaba en García Barbón, antes de trasladarse a Loriga, 9), decidieron ahora emprender un nuevo negocio al observar que la mayoría de las empresas de la ciudad (y las que vienen de fuera) realizan sus reuniones, presentaciones, cursos de formación... en los salones de los hoteles, y que no hay ninguna empresa que se dedique exclusivamente a ello. Inés hija le dio vueltas y, tras el regreso de su hermana Eva Román a Vigo con muchos años viviendo fuera, decidieron emprender este nuevo negocio juntas. Se realizaron reformas en el local de Loriga, de casi 400 m2 y 4 metros de altura, singular y único, donde el arte y la decoración consiguen un espacio cálido y acogedor. Y ahora tenéis Muta de la mano de Inés y Eva para reuniones, presentaciones....

¡Vaya liada Pepe Castro!

Lo que son las cosas. Yo estaba el otro día en una comida con Telmo Domínguez, Magar, Chiño Barros, Ánxel Vence, en el Carboente, el restaurante de Roberto Garrido. De repente, a Miguel Ucha se le ocurrió llamar al exalcalde de Ponteareas, Pepe Castro, para felicitarle por no sé qué, nos fue pasando el teléfono a todos y oímos como Pepe se emocionaba. Colgamos y Ucha, que es un tipo de instintos y emociones, propuso que le hiciéramos una comida amical en petit comité. Imposible. Ya son casi 40 personas con cargos institucionales incluidos, este viernes en la finca Parrulo de Ponteareas.

El pater Alberto va a por el oro

¡Vaya, Alberto Cuevas pater, monseñor, cómo ha pasado el tiempo! Te recuerdo en la Universidad de Navarra haciendo periodismo y quedando entre los laureados, aunque tú ya venías bregado de dar clases a seminaristas de Tui , o el viaje que hicimos juntos allá en tu R-5 a un encuentro de antiguos alumnos... Mira que pasaron años desde aquello hasta hoy, párroco de la iglesia de la Soledad viguesa, portavoz del Obispado... Tantos años que resulta que el 22 a partir de las 19.00 y con una Misa vas a celebrar tus bodas de oro sacerdotales. Ya lo dice el salmo a Dios: "porque es eterna su misericordia".

¡Adiós Concha, cariño nuestro!

Y nos fuimos el sábado a "El funeral", la obra presidida por un ataúd con muerto y espíritu andante con que se despide del teatro Concha Velasco, ayudada por Antonio Resines. Si el día anterior en el auditorio del teatro Afundación (antes García Barbón) la pieza " Política sentimental" llenó de un público de la más veterana elite cultural (la obra recreaba el lío amoroso María Casares-Camus), el sábado en la de la Velasco no estaba ni uno de tal casta sino que fuimos el pueblo llano verdadero, sin orlas culturales. Claro, era una comedia, nada intelectual sino leve como papel de fumar, escrita para gloria de Velasco, en la que el público fue más a despedirla a ella con fervor que a ver la obra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook