06 de agosto de 2017
06.08.2017

Amenaza de infierno circulatorio

06.08.2017 | 03:31

Unas vallas provisionales han empezado a delimitar la acera de la Avenida de Orense y sobre ellas lucen carteles de aviso de obras y de limitación de estacionamiento. Parece que, por fin, van a empezar con la colocación de la tubería de saneamiento con la que se pretende mejorar el mismo y evitar las inundaciones y los problemas que, con frecuencia se producen cuando hay fuertes lluvias. A uno se le erizan los cabellos cuando piensa que, en pleno agosto, la supresión de aparcamientos en tan céntrica zona y la presencia y actividad de maquinaria, más o menos pesada, va a provocar problemas de tráfico con retenciones y tapones que, o se cuenta con un buen operativo de la Policía Local, o estaremos poco menos que en un infierno circulatorio en pleno verano. Claro que también hay que valorar el que las obras se hagan cuando el tiempo climatológico lo permite y, aún más, que terminadas las mismas, se eliminen problemas indeseados y se consiga que, por fin las aguas vayan, rumbo a la depuradora, en mejores condiciones. Otra cosa es la duda que los más entendidos tienen sobre ese asunto de la depuración y el saneamiento porque, a más de uno le he oído decir que, mientras no se mejore o sustituya la mismísima depuradora y se resuelva la deficiente separación de aguas pluviales y fecales, por mucho que pongan tuberías nuevas, vamos a estar en la misma. ¿Será verdad?...Pssss

Y ahora cruceros

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine