Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ladrillo esencial

Cuando he escrito ladrillo, realmente quería referirme a Bahillo, porque ve me vino a la cabeza que, para la construcción de grandes edificios, reales o virtuales, tangibles o intangibles son esenciales los ladrillos. En la construcción de una organización que cumple ahora veinticinco años, el Círculo de Empresarios de Galicia, que nació como Club Financiero Vigo, han sido muchas las personas que han contribuido a su constitución y desarrollo, pero algunas forman parte del edificio como un ladrillo esencial que sin su colocación en el momento y lugar preciso toda la arquitectura de lo construido no tendría el mismo resultado.

Suelo decir que nuestra sociedad es poco dada al reconocimiento del mérito y que cuando alguien triunfa en su trabajo, en su profesión, en su empresa, siempre habrá quien diga que el mérito es de otro y no merece la pena reconocer el éxito del que lo ha logrado. En la gestación y desarrollo del Club Financiero de Vigo, Jesús Bahillo, que fuera un antiguo diputado en cortes, con su cualidad de profundo conocedor del funcionamiento de la sociedades civiles, no en vano es un experto politólogo, supo dar desde los primeros pasos, además de la gestión dura de búsqueda de socios, una marchamo de intelectualidad poco corriente en las entidades de la sociedad civil, de tal forma que el Club Financiero se convirtió a lo largo de los años en una acreditada entidad que emitía opinión sobre los más diversos asuntos que afectan a nuestra sociedad.

Me consta porque se lo he oído decir personalmente que, al presidente de la Xunta, ensalzando la labor del Circulo, destacaba la importancia para los responsables políticos el contar con opiniones razonadas por parte de la sociedad civil que permite ajustar y orientar mejor la acción de gobierno y por tanto responder mejor a las necesidades, en este caso del mundo empresarial y de la economía de Galicia.

Bahillo ha sido el motor de los muchos documentos emitidos en el Círculo, potenciando el debate interno de forma metodológica, sistemática y correcta y así ha quedado documentado un gran acervo del Círculo, con monografías que ven desde como repensar el estado o las polémicas opiniones en su día sobre el bilingüismo o la fusión de las cajas. Enhorabuena Jesús.

*Economista

Compartir el artículo

stats