29 de abril de 2017
29.04.2017
TRIBUNA LIBRE

Avenida Luis Rocafort: Punto de inflexión

29.04.2017 | 03:42
Avenida Luis Rocafort: Punto de inflexión

A cuarenta días de cumplirse dos años de la firma de la coalición de gobierno, las obras de remodelación de la Avda. Luis Rocafort pueden, y deben ser, políticamente hablando, el punto de inflexión que ponga blanco sobre negro la verdadera capacidad de gestión del actual grupo de gobierno municipal.

Ya sea por propia iniciativa o a instancia de la oposición, unos y otros debieran aclarar a la ciudadanía, todo lo que haya que aclarar al respecto para, a continuación, actuar en consecuencia.

El pacto de gobernabilidad del entonces cuatripartito recoge lo siguiente: "A proximidade aos veciños e veciñas, a atención e a participación cidadán, e sobre todo a transparencia serán os piares básicos desta coalición de goberno. A transparencia obtense proporcionando unha información precisa e detallada aos veciños e veciñas?".

Pues bien, en base a ese pilar básico, a estas alturas más que resquebrajado, puede aclararse, por ejemplo, el porqué no se presentó el proyecto a los vecinos antes de su aprobación, el porqué no se les facilitó toda la información y se les consultó, y, sobre todo, el porqué no se está próximo a los vecinos y vecinas afectados...

También, en base a aquel otro principio del pacto que dice: "Acordamos dotar ao Concello de Sanxenxo dun goberno único e estable, que terá como principios básicos? a transparencia e o dialogo? cun programa básico común", se puede aclarar a la ciudadanía, por ejemplo, si el hasta ahora tripartito, conforma un gobierno único que se rige por los principios básicos, la transparencia y el diálogo contemplados en el acuerdo de gobernabilidad o si, por el contrario, todo eso no cuenta cuando están las respectivas siglas en medio?

Y es que recordando como se gestionaron en su día "megaproyectos" en la Rúa de Madrid, cerrada durante meses al tráfico, la Rúa San Xenxo o la Rúa Rafael Picó, lo que viene ocurriendo con la avda. Luis Rocafort requiere más de una explicación.

Lo que no cabe es recurrir a la archirepetida argumentación de que la culpa de lo que viene sucediendo es de unos o de otros. La firma del nuevo convenio con la Diputación, la redacción del proyecto, la tramitación del expediente, la adjudicación de la obras y la realización de las mismas tal y como se están haciendo, no tienen otro presente y pasado más que el del actual grupo de gobierno.

¿O tal vez, en esta ocasión, la culpa fue? del cha-cha-chá??

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook