21 de febrero de 2017
21.02.2017

El liderato de la eurorregión, en juego

21.02.2017 | 03:07

La pasividad siempre termina saliendo cara. Quedó claro en materia aeroportuaria, cuando la Xunta aplicaba en Galicia una política errática y partidista que primaba Lavacolla mientras Portugal -consciente de que el enemigo a batir era Vigo- se lanzó a convertir a Sá Carneiro en el aeropuerto de referencia del noroeste peninsular. Y vuelve a quedar claro ahora en otro ámbito estratégico: el tráfico portuario. Mientras aquí los partidos de uno y otro color usaron Praza da Estrela como lanzadera política, en vez de remar por una gestión profesional y eficiente, Leixões se puso las pilas. Ahora la terminal lusa mete la sexta y lanza un ambicioso plan para convertirse en la primera terminal del noroeste. Su anuncio coincide con el desembarco en el consejo del Puerto de Vigo del vicepresidente de la Xunta (y responsable provincial del PP) y del delegado autonómico en la ciudad, lo que endurece la politización del órgano. Pues si quieren tarea y demostrar su compromiso con la ciudad, ya tienen por dónde empezar. En el puerto de Vigo no solo está en juego la economía de esta ciudad, también lo está el liderato de Galicia en la Eurorregión y el noroeste peninsular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook