Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TRES: ¿y AHORA QUE?

¿Queremos o no queremos mantener el Ateneo?

Puestas así las cosas cabe preguntarse, en la esperanza de obtener una respuesta, ¿y ahora qué?. Si se consolida (que me parece que sí) la decisión de los propietarios del sótano que ocupa "Santa Cecilia", se pueden augurar, si no malos, sí difíciles o complicados tiempos para el Ateneo. Conseguir un local céntrico, por muy barato que sea el alquiler, será una montaña económica porque esta entidad, desde siempre, ha estado sostenida por un número limitado de asociados que pagan (pagamos) 18 euros al trimestre, y cuenta con pocos ingresos que no procedan de sus cuotas. No hay que olvidar que muchas de las actividades organizadas por el Ateneo, debido a su importancia, ya son sufragadas en gran parte por el concello cuyos sucesivos gobiernos municipales han apoyado dentro de las posibilidades de cada momento Mayos, "Enterros da Sardiña", "Danza de Espadas" etc., además de la asignación anual que aportan, en más o en menos, para el funcionamiento de la entidad. Ahora es el momento de saber si el pueblo quiere o no seguir contando con este centro de cultura que ha dado mucho y gratis a Marín y de todos dependerá que "Santa Cecilia" pueda hacerse con un acomodo para seguir con la misión que le encomendaron personales como Massó, Torres y otros con la brillante idea de su fundación cuando empezaba a "clarear" el ambiente. A ver, ¿sí o no?

Compartir el artículo

stats