06 de abril de 2009
06.04.2009

El Patio de Cachamuiña

Javier Mosquera

06.04.2009 | 02:00

Entre adoquín y adoquín, chapapote y punto...

Parece que Marqués de Valladares y otras calles adyacentes que han sido reurbanizadas hace bien poco, no pueden con tanto tráfico y tan pesado, y el adoquinado con granito del país casca por todas partes. Hasta hace poco, cada hundimiento era reparado con esmero. Se levantaba el pavimento afectado, se solucionaba la focha y las piedras se reponían de tal manera que casi ni se notaba el zurcido. Pero alguien pensó que no están los tiempos para delicatessen y ahora, en cuanto aparece un agujero, llega la brigada de intervención, zapatea una de chapapote templado, larga un par de paladas para asentar y enrasar y a por el hoyo siguiente...

Disque hay por ahí listas que darán mucho juego...

Hijas e hijos, hermanos y hermanas, tíos, primos y demás familia, como en las esquelas. Y hasta ¡cuñaaaooosss!.. Empiezan a circular por ahí listas de afortunados ciudadanos y ciudadanas que en los últimos meses han conseguido colocación en el Concello y administraciones afines y hay vínculos y apellidos de todo tipo que seguro que en las próximas semanas darán que hablar...

De la Universiada y sus viajes de compromiso...

Estaba cantado, porque no están los tiempos para estampillas, pero al final ya es oficial que dejamos aparcado lo de la candidatura de la Universiada. A ver si en tanto, dejamos de vender promesas y ofrecemos realidades. Al menos en lo que a infraestructuras y dotaciones se refiere.

Y un alivio también, oye, para algunos miembros del comité ejecutivo -o como se llame - que por fin podrán planificar sus viajes familiares a destinos exóticos sin la interferencia de los compromisos internacionales inherentes a la pesada carga de la promoción de las pretensiones de la ciudad...

javiermosquera@farodevigo.es

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine