22 de julio de 2008
22.07.2008

Icono turístico

22.07.2008 | 02:00

Chema García

Parece mentira que a estas alturas, ya en la segunda mitad de la primera década del siglo XXI, estemos aún así, con los problemas del transporte marítimo a las islas Cíes a vueltas.
Como si fuese antaño con el ya famoso Illas Ficas en que los que querían acercarse a ese paraíso natural tenían que padecer buenas apreturas.
Cíes es el auténtico icono turístico de Vigo. En muchos lugares del mundo se conoce el nombre de esta ciudad sólo por su asociación al archipiélago. Turistas de toda España, cuando hablan del sur de Galicia sólo tienen un anhelo: visitar las islas.
Y ese icono -una buena parte de la actual promoción turística viguesa se centra en él- se ve empañado por incomodidades y por detalles que afean, cara al exterior, la imagen idílica.
No sólo son las monumentales colas que se forman en estos meses en la zona de Las Avenidas para acceder a la ventanilla y adquirir el billete para el barco. No sólo la falta de una zona adecuada de embarque. Es también la rigidez de unos horarios impuestos por el transporte en barco. Con el Parque Nacional ya transferido a la Xunta y con la islas pertenecientes al municipio de Vigo, tanto Concello como Xunta deberían tomar cartas en el asunto, en serio. De nada vale publicitar las islas si el encanto del momento se difumina en el recuerdo del visitante con la mala sensación de horarios y colas. Quienes sufran esta situación lo comentarán con sus conocidos y, poco a poco, puede llegar a matarse al icono turístico por excelencia.
Nadie puede mirar para el otro lado, y las administraciones menos. Los problemas deberían haberse resuelto ya hace tiempo. Y, si no, que más de uno pruebe a esperar su turno de embarque como un ciudadano de a pie.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook