18 de abril de 2008
18.04.2008

EL PATIO DE CACHAMUÍÑA

18.04.2008 | 02:00

Javier Mosquera

¡Lástima, oye!... Los de Alcabre se quedaron sin carballeiras temáticas...
Pasaron los pobres carballos de primera línea de playa a los montes en man común de Coruxo. Es muy posible que salgan ganando en vistas y que hasta se desarrollen mejor, con más tranquilidad, pero no me negarán que eso de estar a pie de playa y en Alcabre era todo un lujo.
La carballeira de Caballero compartía, además, habítat con otra de postín, la de Castrillo, plantada por el entonces alcalde muy cerca de allí y de la que sobreviven a duras penas algunos ejemplares, pero no pudo ser....
Ahora sólo falta saber qué pasó con el gorrito de papánoel...

Ahora sólo falta saber si sigue en su sitio el gorro de papanoel que uno de los participantes en la plantación le endiñó a su arbolito, seguramente con la esperanza de identificarlo dentro de algún tiempo entre los demás, si es que al pobre, claro, no le quitaron el capirote antes de hincarlo alá arriba y sobrevive a tanto ajetreo y cambio de residencia, que esa es otra.
Porque claro, ahí es nada pasar en poco más de tres meses del vivero a Candeán y de ahí a Coruxo con escala previa en Alcabre...

Las últimas vacas de la Cow Parade han pasado a mejor vida. Se supone
¡Eh!... Que ya no t´án. Las dos vacas supervivientes de la Cow Parade que coronaban el kiosko del Paseo de Alfonso, acondicionado para lo de la Volvo Ocean Race y sumido ahora en total abandono, han pasado a mejor vida -se supone- porque ya no pacen en el tejadillo.
Y eso que bien miradas, las vacas, eran algo así como una alegoría del actual bigobierno. Roja una y blanca la otra, permanecían impasibles, sin invadirse terreno y apuntando una hacia Traviesas y la otra hacia Teis..

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine