07 de abril de 2008
07.04.2008

El patio de Cachamuiña

07.04.2008 | 02:00

JAVIER MOSQUERA

Pues parece cierto que vuelven técnicas del primer sotismo...
Frente a tanta promesa de modernidad, futuro imparable anuncio de tiempos mejores inconmensurables, lo parece indudable es que vuelven los primeros tiempos del sotismo, los de los cortinones en la Alcaldía los accesos bajo llave y las concejalas de Limpieza que se dedican por las noches a recorrer las calles -matarile, rile, rile.rile- para ver si los que limpian, limpian o hacen que lo hacen.
... Porque ya hubo una concejala que también vigilaba por las noches
Porque a lo mejor aún hay quien se acuerda de que ya en los primeros tiempos de Soto hubo una concejala de la cosa de la limpieza que decía que se calzaba unas katiuskas y andaba por esas calles de dios, por las noches, controlando si la gente echaba el polvo, es decir, bajaba la basura a las horas establecidas para ello, prácticamente al paso del camión y no al buen tun tún.
Y bolsa que veía fuera del tiesto y a deshora, la abría y husmeaba en ella como ,los del CSI pero con menos medios, para, por los refugallos, localizar a los infractores y endiñarles la sanción correspondiente.
En fin, que está la cosa tan malita que nos anuncia imaginarias
Pero lo bueno que tiene lo de la señora concejala en labores de inspectora nocturna a pie de obra es que por fin desde la Casa Grande se reconoce que las calles están sucias y que la sensación de abandono se ha generalizado. De ahí las imaginarias que nos anuncia.
¡Ah!... Y de paso, puede también, controlar lo de las losetas sueltas o rotas, y los baches, y la luces fundidas...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine