01 de abril de 2008
01.04.2008

EL PATIO DE CACHAMUIÑA

01.04.2008 | 02:00

Javier Mosquera

Lo del último Premio Pritzker es algo extraordinariamente importante...

Extraordinariamente importante para la ciudad, oiga, la concesión del Premio Pritzker, considerado el Nobel de la Arquitectura, a Jean Nouvel.
Y es que seguramente somos la única ciudad en el mundo con obra en papel de dos galardonados con premio tan prestigioso.
Y es que al autor del proyecto de reforma del frente marítimo, que permanece en fase de propuesta de actuación, hay que añadir a Alvaro Siza, Premio Pritzker 1992 y a quien el Concello encargó en su momento el proyecto de un auditorio para Samil que también se quedó en el papel.
Claro que entre ambos hay una diferencia sustancial. Nouvel cobró y don Álvaro sigue esperando.

Pero dos es poco. Hay que ir a por tres o incluso cuatro. P´al Guinness

Pero con ser esto algo extraordinario, aún puede serlo más y alcanzar la cota de extraordinariamente extraordinario.
Porque si lo dicho es cierto, el alcalde habría contactado con Rafael Moneo para analizar la posibilidad de encargarle el proyecto para la Biblioteca Estatal.
Y Moneo fue Premio Pritzker 1996, lo que significa que muy probablemente pasaríamos a tener obra no materializada de tres Nobel de Arquitectura al tiempo que retocamos -Aldo Rossi lo recibió en 1990- o destruimos actuaciones premiadas internacionalmente.
Por eso urge el proyecto del Museo de la Arquitectura de Papel y que el autor se elija entre los premiados en los últimos años, proyecto que se quedaría en nada, pero así ya tendríamos cuatro para presumir...O más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine