Rajoy no sabe si fue ETA la responsable del 11-M. No tiene una opinión formada sobre tan grave asunto, lo que no deja de resultar curioso en una persona con juicios tan contundentes acerca de todo lo que se mueve; en un hombre con las ideas tan claras; en un político que ha sido ministro del Interior y vicepresidente del Gobierno antes que fraile.

-Ahora mismo no caigo -vino a decir en la tele-. Pudieron ser los islamistas radicales, desde luego, ¿pero cómo descartar la autoría de ETA, con lo que le gusta a Acebes?

-¿Usted qué preferiría?

-Si he decirle la verdad, tengo el corazón dividido. Como representante del PP, me encantaría que hubiera sido ETA, porque eso nos daría la razón. Ya sabe usted que nosotros venimos manteniendo una teoría delirante según la cual Rodríguez Zapatero llegó en su día a un acuerdo con la banda criminal. Los términos de este acuerdo ve-nían a decir que el PSOE y ETA matarían a unas 200 personas haciendo creer a los españoles que el atentado era obra de terroristas islámicos. De ese modo, nosotros, que contribuimos a la invasión de Irak, perderíamos las elecciones y el Gobierno socialista, atrapado por los compromisos adquiridos con la banda, aceptaría la autodeterminación, la entrega de Navarra y todo eso.

-¿Y qué fallos le encuentra ahora a la teoría?

-Pues hombre, que no se puede decir que durante nuestro mandato ETA no mataba y al mismo tiempo afirmar que mató mucho.

-Pero ustedes también excarcelaron presos y se refirieron a la banda como Movimiento Vasco de Liberación Nacional, y redujeron condenas por hacer ganchillo y punto de cruz, lo que no les impide criticar ahora la política penitenciaria del PSOE.

-Eso es cierto. A veces no nos damos cuenta de lo tonta que puede llegar a ser la gente. Se traga todo lo que le dices. De modo que sí, de acuerdo, estoy en posición de asegurar que lo del 11-M fue obra de ETA. Al mismo tiempo afirmo solemnemente que durante nuestro mandato ETA no mataba. Y el que se pique que se rasque. Viva todo.