Novak Djokovic, número uno mundial, venció ayer por dos sets a cero al boliviano Hugo Dellien en la ronda inicial de los Juegos de Tokio, su primer paso hacia el objetivo de convertirse en el primer hombre que gana el Golden Slam. El serbio no dio demasiadas opciones a un voluntarioso Dellien, al que se impuso por un doble 6 a 2 en poco más de una hora en el encuentro disputado en el estadio de tenis de Ariake.

El balcánico aspira a conquistar el llamado Golden Slam la hazaña de ganar cuatro Grand Slams y la medalla de oro olímpica en un mismo año.

El número uno mundial es el principal atractivo del torneo de tenis, que no cuenta ni con el español Rafael Nadal ni con el suizo Roger Federer, y aspira además en Tokio a su primer oro en unos Juegos Olímpicos.

En lo que respecta a la representación española, la cara la puso Pablo Carreño con su victoria ante el estadounidense ennys Sandgren y la cruz Roberto Carballés y Pablo Andújar, quienes se despidieron de la competición tras caer frente a el georgiano Nikoloz Basilashvili y el francés Hugo Humbert, respectivamente.

El principal aspirante a medalla del equipo español se llevó un igualado primer set por 7 a 5, en el partido disputado en el Parque Ariake de Tokio.En el segundo set, el asturiano se impuso con más claridad con un 6-2 gracias a la potencia de sus saques ante los que poco pudo hacer Sandgren.

Pos su parte, Roberto Carballés fue superado por 6-3 y 6-2 por el georgiano en su debut en la competición olímpica masculina, disputada en el Estadio de Ariake, en un encuentro que duró una hora y 13 minutos.

Pablo Andújar perdió un disputado primer set en el desempate ante el francés por 7-6 (3), tras haber logrado recortar distancias, y ya cayó con más claridad en el segundo, por 6-1, en el encuentro disputado en el estadio Ariake bajo un sol intenso.