Unas horas después de que saliera a la luz el desagradable momento protagonizado por Arantxa del Sol y Ángel Cristo en "Supervivientes 2024" y que ponía contra las cuerdas al programa de Telecinco, Mediaset anunciaba ue impone un veto a Arantxa del Sol en cumplimiento de su actualizado y restrictivo Código Ético. Lo hacía a través de un comunicado que enviaba a los medios de comunicación el pasado mes de mayo.

Una decisión que se precipitó después de que Ángel animará a la expresentadora a contar qué había ocurrido entre ellos en una lancha, y ésta decidiese hablar: "Mira lo que pasó en la lancha es que yo le insulté. Utilicé los mismos adjetivos que había utilizado él. Le llamé ladilla, parásito. Le dije cosas fuertes, la verdad, después de recibir la información y, en un momento dado, le di una colleja. Le dije "ya te vale, ya te vale". Yo estaba súper enfadada y eso es todo", confesaba para sorpresa de todo.

La concursante aseguraba que lo hizo "por todas las mentiras que estaba contando. La más fuerte, lo que estaba diciendo de la relación de su mujer con mi marido", revelaba en el último directo de 'Conexión Honduras' en el que estuvo presente.

Dos meses después del desagradable incidente, Lucía Serrano, hija de Arantxa del Sol y Finito de Córdoba, ha dado el paso de prestarse a una ronda de preguntas y respuestas entre sus seguidores de su perfil de Instagram -que aumentaron exponencialmente tras su paso por las galas-.

Una de las preguntas versaba sobre lo ocurrido con su madre: "No entiendo por qué tu madre no puede ir a las galas y Ángel va después de liarla y cómo se ha comportado".

La joven respondía de manera rotunda, defendiendo el papel que tuvo Arantxa del Sol en los últimos días de concurso, al asegurar que "han convertido al verdugo en víctima. La doble moral de esta cadena y su supuesto "código ético" que, por cierto, no aplican con todos. En fin...", ha escrito, Lucía, quien piensa que la cadena no ha sido justa y protegen a unos concursantes u a otros según sus intereses.