Un programa de hondos valores humanos que empatiza con las cuestiones sociales de actualidad pero que lo hace para el gran público, en horario de máxima audiencia, porque no renuncia a un factor tan televisivo como es el entretenimiento. Eso es Xente Marabillosa: entretenimiento bien entendido que no busca la lágrima fácil sino la emoción profunda, la empatía, para realizar una labor de se rvicio público de cercanía, de contenido social, propia de una televisión pública como Televisión de Galicia.

 Un contenido que, a juzgar por los resultados de audiencia tras su reciente estreno en la noche de los domingos, ha sido acogido con gran aceptación por parte del público. Más de 171.000 contactos, cerca de 60.000 espectadores de media y un 9.5% de 'share' en la emisión del pasado domingo así lo demuestran.

 Es el respeto a sus protagonistas, pero también el respeto al público que sigue el programa, lo que hace que Xente Marabillosa trate con delicadeza temas tabú en televisión como las enfermedades mentales, la xenofobia, la discriminación social por razones de edad, la condición sexual o el idioma que se habla en Galicia, entre otras temáticas de actualidad. Este domingo , el programa aborda la discriminación que sufren las personas mayores con la transición digital y el acceso a las nuevas tecnologías.

El respeto, de hecho, es uno de los valores fundamentales que sustentan todo cuanto se hace en el programa, tanto dentro como fuera de los platós; es decir, lo que no se ve pero también lo que llega a los hogares gallegos a través de los televisores. La empatía, la solidaridad y el compromiso público son los otros valores que emanan de este novedoso formato televisivo.

Los invitados, padrinos y madrinas del programa

 Los invitados, que aquí se convierten en madrinas y padrinos del programa, la figura de Lucía Rodríguez como presentadora y la ‘xente marabillosa’ que interviene en las cámaras ocultas aportan cada semana la necesaria alegría y el sentimiento que convierten Xente Marabillosa en un programa atrayente, de los que hacen que soltemos el mando a distancia porque no va a ser necesario utilizarlo mientras ocupa nuestras pantallas.

 Pero si grande es su seguimiento en la televisión gallega, más lo es en internet, donde el formato alcanza sus más altas cotas de seguimiento. Con más de dos millones de reproducciones tras las primeras semanas de emisión, los contenidos como las cámaras ocultas que recrean situaciones reales y que tratan de buscar la reacción de personas 'marabillosas' que no sean indiferentes a lo que acontece tienen en redes sociales y canales de video como Youtube su nicho de audiencia natural. Desde que se publican en internet, las cámaras ocultas se convierten en contenidos virales a las pocas horas. Todo un fenómeno social y mediático.

Xente Marabillosa es, por tanto, el primer programa de la televisión gallega que combina el lenguaje tradicional de la televisión lineal -la de toda la vida- con las nuevas formas de consumo de contenidos bajo demanda propias de internet. Un programa del siglo XXI para todos los gustos, en todos los formatos, desde la Televisión de Galicia para todo el mundo.