Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tú y yo somos tres

La crítica de Monegal: Camiseta del Barça con dorsal ‘Negreira’

Risto se queja: no le ha llegado la camiseta.

Acaba de contar Risto Mejide en ‘Todo es mentira’ (Cuatro), que ha comprado en la tienda oficial del Barça una camiseta blaugrana, y que ha pagado el suplemento habitual para que personalicen la prenda, y que le impriman en el dorsal el nombre ‘Negreira’.

La indignación de Risto es inmensa porque le han contestado: «Dada nuestra política, no podemos atender su petición». Advierte Risto que ha consultado el censo nacional de apellidos y que hay más de 2.000 Negreira viviendo en territorio español. Y que no se les puede negar el derecho a tener –previo pago correspondiente– una camiseta del Barça con su nombre. Naturalmente, la indignación en ‘Todo es Mentira’ era comedia. Lo que había era un cachondeo enorme.

Bien mirado el ‘gag’ es ingenioso, pero parte de una premisa errónea: mezcla realidades diferentes. La camiseta es patrimonio de los socios, lo de Negreira es la vergonzosa martingala monetaria de los directivos y comisionistas correspondientes. En 1973 el escritor y político francés Alain Peyrefitte publicó un agudísimo ensayo, absolutamente premonitorio, titulado ‘Cuando China despierte... el mundo temblará’. ¡Ah! Yo creo que hoy a la masa social del club blaugrana, que son sus verdaderos propietarios, les falta un Peyrefitte que les impulse escribiendo: "Cuando el ‘soci’ del Barça despierte.... temblarán los directivos sinvergüenzas". Quedamos a la espera.

PRIMO DE RIVERA .– La exhumación de los restos de José Antonio Primo de Rivera ha concitado la atención de todos los informativos del telehipódromo. Yo lo he seguido por El Toro TV, porque en estos casos de ‘ultraísmos’ de otros tiempos creo que es la cadena de referencia. Su informativo ‘Dando caña’, en concreto. Según su óptica, consideran que el movimiento del cadáver forma parte de una estrategia de Pedro Sánchez recurrente. Advertían que cuando vienen elecciones, le da por mover muertos: en 2019 Franco, ahora José Antonio… Y añadían: "Para las próximas elecciones generales quizá moverá la tumba de Isabel la Católica". ¡Ah! Este es otro ‘gag’ ingenioso, pero que también parte de lo erróneo. No se mueve a Primo de Rivera por afán escarbador o manía necrófoba. Se le manda a su tumba familiar, que es lugar más adecuado que seguir glorificado en un monumento. Más que por Memoria Histórica, por Justicia Histórica.

Compartir el artículo

stats