Este lunes 'Supervivientes' sorprendía con un programa especial. Una estrategia de Telecinco para competir con la nueva serie turca de Antena 3. Carlos Sobera se ponía al frente de 'Supervivientes: última hora', un especial para tratar todo lo sucedido en el debate del domingo.

Un programa que la cadena quiso presentar ante los espectadores un contenido en directo que no era más que una continuidad de 'Conexión Honduras', que ayer terminó casi una hora antes de lo normal para desdoblar el contenido.

Una estrategia que ni el propio presentador pudo tomarse en serio. Al comienzo del programa, Sobera aparecía bromeando con que el encuentro de Arelys y Anabel Pantoja le había provocado tanta tensión que no se había metido aún en la cama.

Tampoco los colaboradores consiguieron disimular ante la surrealista estrategia de Telecinco. La cara de los tertulianos y familiares en plató fue un verdadero poema cuando les volvieron a presentar.

Te puede interesar:

Un engaño que los espectadores no tardaron en descubrir y es que el programa ni se molestó en cambiarles la ropa a los espectadores. Una decisión que cabreó mucho a la audiencia y que no dudó en estallar en redes contra el formato.

"Que cutres", "veo MasterChef" o "pues que les vea Rita" fueron algunos de los comentarios que inundaron las redes sociales durante la emisión de este especial.