'Sálvame' es un programa que se vive con intensidad. Tanto presentadores y colaboradores como la audiencia se vuelcan en cada nuevo conflicto que destapan en el programa estrella de Telecinco. Y eso puede acabar pasando factura a la salud. En esta ocasión , ha sido la presentadora gallega Carlota Corredera quien se ha sincerado sobre cómo digiere todo lo que ocurre cada tarde en el plató de Mediaset.

"Tengo la suerte de haber heredado la serenidad de mi padre", explicaba en un espacio que conduce Jesús Vázquez en Mtmad, la plataforma de contenido online de Mediaset, en el que se abordaba la salud del corazón. Para la gallega, la clave para vivir intensamente su trabajo pero sin perder la salud está en "dejar en plató lo que ocurre en el plató" y "seguir haciendo las mismas cosas que hacía antes de salir en televisión", como pasar tiempo con su hija y sus amigas.

Sin embargo, reconoce que hay momentos que le disparan las pulsaciones y le aceleran el corazón, "sobre todo las injusticias". Tampoco es ajena a los ataque que los que ha tenido que hacer frente desde que se estrenase el documental sobre la vida de Rocío Carrasco.

Con todo, "no soy la misma Carlota de hace 12 años cuando empezó Sálvame, aquella se tomaba las cosas mucho más a pecho, se llevaba todo a casa, la llamaban los colaboradores..." Ahora, ha aprendido a vivir con esa intensidad aunque recalca la importancia de estar alerta ante cualquier aviso del cuerpo "y a no saltarse ninguna revisión médica".

El aumento de peso de Carlota Corredera

La presentadora de 'Sálvame' Carlota Corredera no suele dejar indiferente. Apoyos y detractores casi a partes iguales dejan día a día su parecer sobre lo que dice o hace la gallega. Desde que se estrenase el documenta sobre la vida de Rocío Carrasco su popularidad se ha disparado y ella, ni corta ni perezosa, se ha pronunciado a cerca de cada una de las polémicas suscitadas (aquí te contamos la última después de que Jorge Javier las llamase a ella y a Belén Esteban decadentes).

Sus futuro profesional y las posibilidades de despido de Carlota Corredera también han hecho correr ríos de tinta. Sin embargo, está vez la presentadora de 'Sálvame' a aprovechado para sincerarsesobre otro aspecto: su aumento de peso y el riesgo que supuso para su salud. Lo ha hecho también junto a Jesús Vázquez.

"Después de dar a luz subí muchísimo de peso, pero muchísimo, llegué a estar en riesgo cardiovascular. Desde entonces más que el peso me preocupa la grasa visceral", explica Corredera. Tras un largo proceso, tal y como ella confesó, llegó a perder 60 kilos. Aunque, a la vista está, a recuperado algunos, sigue cuidándose para, al margen de lo que marque la báscula, mantenerse sana.

"No hay trucos, la clave está en la alimentación y el ejercicio" (aquí te dejamos unas recomendaciones de cenas saludables). Para la actividad física, la motivación es fundamental: "Odio correr pero he descubierto que disfruto caminando, me encanta caminar. También tengo una entrenadora personal, sé que no es algo que puede tener todo el mundo, pero la fuerza de voluntad la tienes que poner tu", concluía.

Carlota Corredera arremete contra sus detractores

Carlota no ha duda en manifestar muchas veces que estaba siendo su verano más duro. Durante una llamada en directo con Jorge Javier Vázquez se mostraba devastada. "Acaban de darme mi primer premio, que llega en un momento de enorme desgaste personal y profesional. Lo que lleva pasando aquí desde hace meses nos ha pasado factura. Este está siendo mi peor verano en Sálvame", ha reconocido la presentadora. Tras escucharla, Jorge Javier le ha mandado un mensaje: "Para superar este tipo de situaciones, que yo he pasado varias, es fundamental reconocerlo. Es la manera de coger aire para continuar. Me parece muy valiente que digas que no estás bien".

Te puede interesar:

Precisamente, en la entrega de el Premio Chicote, Carlota aprovechó para devolver de nuevo el ataque a todos aquellos que la cargan contra ella sin piedad. Durante la entrega del galardón, que recibió de manos de Belén Esteban, Corredera, además de dedicárselo a su marido como "el compañero que toda mujer heterosexual querría tener a su lado" lanzo el dardo a sus detractores.

Reconoció que ha sido un año duro y que "presentar el documental de Rocío Carrasco y posicionarme con ella ha hecho que salga mucha gente de las cavernas", dijo de nuevo. "Pero yo estoy muy fuerte, soy una persona muy fuerte. Eso es lo que me da energía, el ser honesta".