La guerra entre Marta Riesco y 'Sálvame' está servida. No es la primera vez que la periodista denuncia públicamente que el programa y en concreto Jorge Javier la "acosan y vejan" constantemente pero, en la tarde de ayer el conflicto ha ido más allá.

La pasada semana, la periodista anunció que Rocío Carrasco había intentado ponerse en contacto con ella, algo que estos días se ha demostrado que no es del todo así. Sobre esta tema ha hablado Jorge Javier en 'Sálvame' y desató un auténtico huracán que terminó con abandono incluido.

La periodista, que estaba siguiendo en directo el programa, volvió a denunciar en sus redes sociales los ataques de Jorge Javier. "No entiendo cómo una persona, que es un superior a mí, puede decir que me tengo que ir, que mis compañeros me detestan. Creo que Jorge Javier tiene que ser consciente de todo lo que me ha hecho. Tengo una familia, tengo amigos, tengo compañeros que están sufriendo por todas las palabras que me ha dedicado. Gracias a Dios estoy en tratamiento", explicó.

"Estoy en tratamiento desde hace cinco meses que se conoció mi relación con Antonio David. Persona a la que han denunciado como maltratador, cosa que un juez no ha visto. Me han cogido a mí como cabeza de turco" empezó diciendo Marta Riesco.

"Creo que una persona con un poco de moral y un poco de educación nunca haría lo que me ha hecho. Luego nos llevamos las manos a la cabeza con personas que hacen cosas muy malas, como Verónica Forqué, a la que dedicaron un especial lamentablemente porque se había suicidado, y una de las cosas por la que se llevaban las manos a la cabeza fue por toda la crítica que le habían hecho a ella de forma pública y no lo había podido asimilar porque se encontraba mal", comentó la reportero comparando su situación con la de Verónica Forqué.

Te puede interesar:

"Me están haciendo cosas horribles desde hace cinco meses y yo, por miedo a perder mi trabajo, no he tomado represalias ni he hecho nada" aseguró.

Pero la cosa no quedó ahí. Marta Riesco llevó su denuncia un paso más allá haciendo una petición a la Ministra de Igualdad, Irene Montero, a la que pidió que intervenga, como lo hizo en su día con la docuserie de Rocío Carrasco. "Espero y deseo que la ministra de Igualdad, que entró en otra ocasión por lo que ya sabéiscuando vea lo que se me está haciendo en ese programa, ojalá tenga unas palabras para mí, ojalá tenga unas palabras de apoyo. Nadie tiene derecho a acosarme, denigrarme... Públicamente y desde aquí lo denuncio" sentenció.