Los espectadores de Telecinco se habrán percatado de que Jorge Javier Vázquez acumula varias semanas alejado de los platós. Su última aparición televisiva fue en la gran final de 'Secret Story' en la que protagonizó un escandaloso enfrentamiento con Lucía Pariente, la madre de Alba Carrillo. Desde entonces, el presentador ha desaparecido. Ha decidido tomarse unas vacaciones apartado de toda polémica

Después de este período de descanso, próximo miércoles 12 de enero, Jorge Javier regresa al teatro con su obra 'Desmontando a Séneca'. Un estreno de la función en la capital que supondrá el punto y broche final de la gira que ha emprendido a lo largo de estos meses.

Para presentar su trabajo en Madrid, el presentado ha participado en 'El taxi de Onda Madrid' donde además del fin de su obra en la capital, ha hablado de su trabajo en televisión y su futuro en Telecinco. "He trabajado mucho, he sufrido mucho, me ha lucido todo mucho, pero llega un punto de mi vida en el que no quiero nada que no me haga feliz. Fuera, fuera. Hay gente en mi profesión que trabaja mucho y no le luce nada. Dan ganas de sentarlos y decirles ‘déjalo, que por mucho que tu quieras, si los demás no quieren, no vas a poder, déjalo'”, comentó Vázquez.

"A mí me gustaría que cuando esa señal apareciera, yo supiera detectarla y decir 'muchas gracias y hasta siempre'". "Yo tengo muy claro que antes de que me echen me quiero ir yo" aseguró el presentador. "Yo tengo contrato… no sé cuanto me queda, pero ahora ya me gustaría cumplir el contrato, sino, que me echen, pero al menos que me indemnicen. Estoy en un momento de mi vida en el que, si tengo que estar en la banquillo, lo estoy, pero al menos ya finalizar el contrato" sentenció.

"Hubo una época en la que quise tomarme un descanso y el Consejero Delegado de Mediaset, Paolo Vasile, me dijo 'está muy bien que te tomes un descanso, pero es que a lo mejor cuando vuelvas el público ese descanso no lo ha aceptado'. Si tu quieres estar en esto tienes que estar, no puedes estar a medio gas” confesó, haciendo referencia a su último gran parón televisivo.

Te puede interesar:

Respecto al instante en el que se produzca su marcha definitiva de la televisión, ha sido muy rotundo. "Yo siempre digo que cuando se acabe esto, pienso en irme de España una temporada para recuperar un poco el anonimato y para poder hacer vida de barrio."

Y como no podía ser de otra manera, también ha tenido tiempo de hablar de sus doce años en 'Sálvame'. "A mi me importa poco el legado. La filosofía del programa es entretener. He sido feliz, muy infeliz y ahora soy, bueno, razonablemente feliz. Hay momentos en los que te sientes carbonizado, pero hay algo que me da tranquilidad. Tras tantos años de carrera, no me queda mucho más por descubrir. A quien le gustas le gustas y quien no, ya no le vas a gustar ya" confesó tajante.