La última gala de ‘Secret Story: Cuenta Atrás‘, que cada martes conduce Carlos Sobera, llegó cargada de noticias bomba. El programa empezó con tres informaciones que dejaron boquiabiertos a espectadores y concursantes: vuelve la repesca, Rodri había decidido ir a visitar a su ex Adara Molinero a la casa y los resultados de un test de embarazo habían dado positivo. "Esto que tengo en mi mano derecha es un test de embarazo, pero no cualquiera, es un test positivo”, anunciaba el presentador.

Las especulaciones no tardaron en llegar y la mayoría apuntaban a que las propietarias del test positivo podrían ser Sandra Pica, que cada día refuerza más su relación con Julen, o Adara Molinero y que hubiera entrado embarazada en la casa. Poco después, Carlos Sobera conectaba con los concursantes para darles el anuncio en directo. “En el cubo hay una caja, quiero que alguien regrese con ella”, decía mientras Jesús de Gemeliers la llevaba a la casa. “¿Perdona quién está embarazada?”, se oía decir a Isabel Rábago. “Las dos rayitas significa positivo y pertenece a uno de vosotros. Yo no quiero obligar a nadie que confiese porque entiendo que es algo muy personal”, explicaba Sobera.

Los concursantes se quedaron atónitos ante este anuncio pero poco tardaron en conocer quién era la persona propietaria de ese test. “La persona que está embarazada dentro de la casa es Luis Rollán”. "¡Comienza la nueva prueba semanal! Luis, estabas en trámites de embarazo con Sofía aunque lo habéis aparcado por el momento, pero para cumplir tu ilusión de ti va a salir el bebé número 49 de 'La casa de los secretos' aclaro el presentador. Los concursantes tendrán que cuidar de muñecos durante 24 horas como si fueran bebés reales. 

Te puede interesar:

Una broma que no hizo demasiada gracia a la audiencia que ha vuelto a acusar al programa de vender humo y de engañar.