Las citas de 'First Dates' suelen tener desenlaces de lo más variado. Los participantes saben a lo que se exponen cuando deciden acudir a las citas a ciegas que organizan en el programa y su sinceridad a la hora de decidir si quieren o no un segundo encuentro suele dar finales apoteósicos a los encuentros. Pero las citas en sí mismas no tienen tampoco desperdicio.

Una de las últimas citas de 'First Dates', la que sentaba a la mesa a Chiara y Sergio, fracasó sin remedio por un motivo de lo más inesperado. En un momento determinado de la cita ella le preguntó a Sergio si le gustaba el fútbol adelantando su postura: "¡Qué asco! Fútbol no, por favor. Me parece tan inútil.

Lo que no sabía es que tenía delante a un verdadero forofo del deporte rey y más concretamente del Real Madrid. "Los partidos del Real Madrid no me los pierdo. El Madrid no me va a fallar nunca y siempre ha estado ahí, y una chica me puede fallar o se puede ir, puede venir otra, pero el Madrid siempre va a estar ahí" le explicaba Sergio. Es más, dejaba bien claro cuales eran sus prioridades en la convivencia. "Aunque me diga mi novia de quedar, le digo después", señalaba

Chiara ya empezaba a dejar entrever que la cosa con su cita no fluía. "Prefiero estar sola que mal acompañada", sentenció para añadir en la resolución de la cita que, aunque Sergio le parecía buena persona, su físico no entraba dentro de su prototipo, lo que le valió el calificativo de superficial por parte de su cita.