La cantante lírica Ainhoa Arteta le ha confesado a su amiga Emma García cómo se encuentra tras vivir unos meses realmente difíciles. Este sábado la presentadora de Viva la vida ha querido compartirlo en el espacio de Telecinco poco antes de conocerse la noticia de que la expareja de la intérprete, Matías Urrea, no acudiría finalmente a Sábado Deluxe para hablar de su matrimonio por "recomendaciones institucionales".

La periodista comenzaba la tertulia criticando la actitud del militar al tener la intención de acudir al programa de Jorge Javier Vázquez con el momento tan complicado de salud que ha atravesado en los últimos meses Arteta. Diego Arrabal argumentaba entonces que podía deberse al cruce de declaraciones de las últimas semanas, lo que sorprendía a Emma pues la soprano no ha compartido nunca detalles de su ruptura con Urrea ni de su relación.

"Lo único que ha dicho a su gente y a mí es: 'Casi me muero, Emma, estoy luchando por volver a retomar mi vida". En este sentido, la presentadora ha explicado que para ella lo más importante es "ponerse bien" y tener a sus hijos a su lado, recoge la revista Semana.

El programa ha podido hablar con el padre de Arteta, José Ramón, que ha explicado que "está recuperándose" y "muy bien, además", añadiendo que tiene una actitud "muy animada y positiva". "Por eso queremos que siga descansando", como ya lo está haciendo en la casa familiar de la localidad vizcaína de Ispáster. 

El hombre se ha mostrado "muy contento de que esté viva" porque ha sufrido mucho después de que su hija padeciera COVID-19 y unos meses más tarde sufriera un cólico nefrítico que obligó a los médicos a extraerle una piedra del riñón. 

Te puede interesar:

Este episodio le provocó una infección que desembocó en una septicemia por la que tuvo que ser trasladada en helicóptero al hospital sevillano Virgen del Rocío, donde permaneció seis días en coma inducido. La cantante pasó unas jornadas críticas y estuvo al borde de la muerte, pero finalmente pudo recuperarse, con "heridas de guerra", tal y como ella misma señaló en el diario ABC, pues han tenido que cortarle varios dedos.

Respecto a unas futuras declaraciones de la soprano sobre la polémica que rodea su matrimonio con Matías Urrea, su padre ha señalado que "nosotros nos mantenemos en lo nuestro" y el resto se queda "a un lado". "No creo que ella hable, dice que digan lo que digan", ha afirmado.