Desde la prehistoria del programa, la entrega del premio de Pasapalabra no es una sorpresa en sentido estricto, el preludio es un anuncio en el que la cadena muestra un momento clave.

En España tenemos reciente la última hazaña. Hace un mes y 24 días que Pablo Díaz terminaba el rosco del programa después de batallar con el panel durante  260 programas.

Pablo Díaz, además de ganar el bote de Pasapalabra, se hizo con el cariño de la audiencia desde que se estrenara en el concurso el 26 de enero de 2017 con 19 años. En su programa número 83 hizo frente a la pandemia de coronavirus. Se confinó en Madrid y aprovechó la situación para seguir estudiando el diccionario y ver una y otra vez anteriores programas para memorizar los roscos.

El violinista tocó la victoria con los dedos en varias ocasiones hasta que acertó in extremis la palabra oculta tras la letra X y ganó 1,8 millones de euros.

Una semana antes de que se emitiera su victoria, un espacio publicitario mostraba, como acaba de ocurrir con Marco Antonio, su única letra en azul y la expresión de estupor en el rostro de quien se convertiría en el siguiente ganador de el Rosco.

"¿Cuántos segundos nos quedan?", pregunta Marco Antonio en el vídeo de 8 segundos emitido durante la tarde del lunes 23 de agosto.

Roberto Leal lo tranquiliza: "Nos quedan 29 segundos, te la puedo leer muy despacito".

El programa compartió el anuncio en redes sociales bajo una enigmática cuestión: "¿Qué haríais vosotros con 29 segundos?".

Esta pregunta puede considerarse retórica teniendo en cuenta que carecería de sentido que la cadena avanzara esta información si no fuera a producirse.

¿Quién es el nuevo ganador del bote de Pasapalabra?

Marco Antonio y Sofía Álvarez Antena 3

Es Ingeniero Técnico Industrial Electrónico e Ingeniero en Organización Industrial, pero su universo son las letras desde mucho antes de dar clases de castellano en el Instituto Cervantes de Moscú y en la Universidad Estatal.

Marco Antonio Marcos Fernández tiene 53 años y conoce profundamente el castellano, así lo atestigua su éxito como escritor: su obra "El interrogatorio" lo convirtió en finalista del premio Planeta en 1994. Ha terminado casi una decena de novelas.

Su pulsión literaria lo convirtió en finalista del XIX Certamen de Letras Hispánicas Universidad de Sevilla en 2013, se otorgó el  III Premio de Novela de Terror Ciudad de Utrera con La casa automática (Premium Editorial, 2015), una Mención de Honor del XXIII Premio UPC de Ciencia Ficción en 2016 y fue seleccionado para las antologías Visiones 2012 y 2014 de la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror (AEFCFT).

Te puede interesar:

Su tesis doctoral versa sobre la ciencia ficción en la provincia de Cádiz, un género que cultivó hasta alumbrar Amanecer Verde (Premium Editorial, 2018), reconocida con el I Premio de Novela de Ciencia Ficción “Isaac Asimov” convocado por el Ateneo Literario, de Artes y Ciencias de Puerto Real.

Después de pasar por el plató en 2019, consigue demostrar su dilatada experiencia con el idioma frente a Sofía arrebatándole el bote acumulado de 300.000 euros.