La situación de Antonio David Flores mejora desde los últimos meses. Las declaraciones de Rocío Carrasco en el documental que emitió Telecinco provocaron un vuelco en la opinión pública, su consiguiente despido de La Fábrica de la Tele y el veto en Telecinco.

Desde entonces recurre a un canal de YouTube para responder a las acusaciones que se vierten sobre él en los platós de televisión, donde los colaboradores explotan la popularidad que su mujer alcanzó hablando del supuesto maltrato que sufrió en su matrimonio.

La guerra judicial contra la madre de sus hijos mayores, en la que se encuentra inmerso el exguardia civil ensombrecen la alegría de que su mujer, Olga Moreno, cada vez más popular tras su paso por televisión.

Antonio David Flores se mantiene firme en su postura, pero cauto a la hora de pronunciarse acerca del contencioso por la manutención de su hijo, impagada por la madre.

David, el hijo de ambos, emitió unas desgarradoras declaraciones en los juzgados, donde declaró que lo único que quería era que sus padres se llevaran bien.

Te puede interesar:

El que fuera yerno de Rocío Jurado sabe que todas las miradas están puestas en él, sus movimientos son mirados con lupa y cualquier palabra dicha podría ser utilizada en su contra.

Por esto, Antonio David ha vuelto a sacar su lado más arisco y a sellar sus labios. "No te voy a decir nada", sentenció en tono serio mientras se dirigía a un restaurante donde le esperaba su familia para continuar con las celebraciones que comenzaron el pasado 23 de julio, cuando Olga Moreno se proclamó ganadora de Supervivientes, el primer reality en el que participaba.