Pablo Díaz se lleva el bote de "Pasapalabra". O, al menos, eso es lo que parece en una de las últimas promociones del concurso a través de la redes sociales. Y es que en uno de los vídeos colgados por el programa, se puede ver a Pablo Díaz en el rosco final, a falta de una letra para llevarse el bote y con una cara de circunstancias, a medio camino entre la emoción y el infarto agudo de miocardio. No se ve más, salvo una grafía en la que se lee: "Próximamente".

El vídeo ha dejado en ascuas a los seguidores del programa. Por varios motivos. El primero, por la falta de concreción. Es cierto que por lo visto todo apunta a que Pablo se lleva el bote, pero no aclaran cuándo. El vídeo fue publicado el pasado viernes. En lo que va de semana, el bueno de Pablo aún no se ha llevado el bote. Si bien, la audiencia del programa apunta a que será pronto cuando finalmente se resuelva el asunto.

El otro motivo que tiene en vilo a la audiencia es la duda de si se tratará o no de una estratagema para ganar audiencia. Los seguidores del popular concurso de Antena 3 ya están escarmentados. El pasado febrero en el programa hicieron una jugada prácticamente idéntica. Con todos los seguidores pegados a la pantalla para ver cómo el bueno de Pablo se hacía millonario, hubo fallo y el popular concursante no se llevó el premio gordo.

La estrategia de Antena 3 fue un duro varapalo de la audiencia, que se levantó en armas contra la cadena y el programa. Y es que la ola de indignación corrió como la pólvora por España y fueron muchos los que amenazaron con hacer un boicot en toda regla al concurso.

Ahora, los seguidores de Pasapalabra están entre el nerviosismo y la indignación. No terminan de hacerse a la idea de que Pablo pueda llevarse el millonario bote que, a buen seguro, le cambiará la vida.

Pasapalabra es uno de los programas estrella de Antena 3. Su rosco es uno de los minutos de oro de la televisión española. Pese a que recientemente la producción cambió de Telecinco a Antena 3, sus cifras de audiencia no se han resentido. Tampoco por el cambio de presentador. Se pasó de Christian Gálvez, que llevaba años leyendo a toda pastilla las preguntas del rosco, al popular Roberto Leal. El carismático presentador andaluz ha conseguido hacerse con el programa y ya es uno más de la familia de "Pasapalabra".