Ofelia, la concursante gallega de Masterchef, colmó la paciencia de sus compañeros, del jurado y de la audiencia por su supuesto intento de boicotear la prueba en la que María, su rival, que se enfrentaba al reto de capitanear a los dos equipos a la vez. Y lo consiguió.

La compostelana, más centrada en meter cizaña entre sus compañeros y sembrar el caos en la prueba que en cocinar su plato, acusaba constantemente a la capitana de prestar más atención al equipo rojo que al suyo.

El equipo azul, formado por José, Fran y la propia Ofelia, triunfó en la prueba gracias a la actitud del cardiólogo que según el jurado actuó de "pegamento" en el grupo tranquilizando a Fran, visiblemente enervado por la actitud de la gallega: "No aguanto más gritos, céntrate, por favor", reclamó exasperado.

José bajaba el tono de voz con el fin de que la gallega lo hiciera también y se mostró conciliador en todo momento. "¿Vosotros sentís que tenéis capitana porque yo no?" repetía sin parar Ofelia.

María, por otro lado, se encontró en una posición de poder y replicó a Ofelia: "¿Tienes el delantal dorado?¿Eres la capitana? No, pues entonces tienes que respetarme". A continuación reconoció que llevaba mucho tiempo esperando la oportunidad para poner en su sitio a la gallega. Una actitud que le costó una reprimenda por la poca profesionalidad y la falta de coordinación con la que ejecutó la prueba. El jurado dio por sentado que la manchega se había confiado al obtener el delantal y que no se esforzó en la prueba definitiva.

La audiencia se crispa con Ofelia "es insufrible, insoportable"

La concursante no dejó de gritar y criticar a María en toda la prueba RTVE

Los seguidores del programa seguían el espacio con los nervios a flor de piel y no tardaron en hacerse eco en redes sociales, hartos de la actitud de Ofelia. La acusaron de boicotear la prueba para perjudicar a María.

Ofelia pide perdón por su mala actitud

La gallega pidió perdón y reconoció que ella no lo habría hecho mejor que María RTVE

Cuando regresaron a las cocinas del programa para la prueba de eliminación de la que ella se había librado por estar dentro del grupo ganador. "Quiero pedir perdón, porque mi abuela decía 'si no sumas, por lo menos no restes", dijo la aspirante.

Te puede interesar:

"María tenía un trabajo complicado, una doble capitanía y yo no estaba restando, yo estaba restando y dividiendo", continuó, y añadió añadiendo en una suerte de alegato que su compañera, a pesar de vestir el delantal dorado, se ha tenido que batir en duelo en la expulsión por su pésimo trabajo como capitana.

"No sé si porque era María o porque no controlé mis emociones, y mira que llevo con gestión emocional desde los 11 años, pero pido mil disculpas, me avergüenza totalmente mi actuación de la prueba anterior", ha admitido decepcionada con ella misma. Y remató alabando el trabajo de María: "Yo no hubiese hecho una capitanía mejor a la tuya (María) y menos con una como yo en uno de los equipos".