La visita de Alberto Chicote con su programa Pesadilla en la Cocina de La Sexta puede tener una doble visión: o te hunde del todo el negocio por la mala prensa que te puede dar las condiciones en las que estás trabajando o te lo sube por las nubes por la reforma. En el caso del Mesón Galicia, situado en Hamburgo parece que ha sido lo segundo. Al menos a juzgar por las opiniones de los comensales que a lo largo de los últimos meses han acudido a este establecimiento de hostelería. Todos quedaron encantados. Y hasta con ganas de repetir.

Mega ha emitido otra vez el programa en el que Chicote viajó al extranjero. Al llegar al Mesón Galicia Chicote se encuentra con muchos problemas. Para empezar no le gusta la comida del avión (llega a decir que la calientan y "ala, a servirla"). Pero lo peor está en tierra: un dueño del bar que lo quiere dejar y un restaurante español que debería funcionar pero con malas recetas que desmerecen la dieta mediterránea y con un personal poco motivado. Para ser un gallego hacen mal hasta el pulpo.

Uno de los comentarios más recientes de clientes del Mesón Galicia de Hamburgo en Tripadvisor

Uno de los comentarios más recientes de clientes del Mesón Galicia de Hamburgo en Tripadvisor

Las opiniones

El tiempo ha pasado y parece que las opiniones del restaurante, como el buen vino, han mejorado con los años, alcanzando incluso una nota de 4,5 en portales especializados de hostelería.

"Lugar agradable. Comida algo mejorable, pero bien para lo que encuentras por ahí. Trato personal estupendo. Lo mejor el pulpo". "Buena comida y entrantes con tapas. He ido varias veces al mesón Galicia en Hamburgo. Y la comida es exquisita. Todo muy fresco y a la orden, la atención es excelente para mí y mi familia fue un gran placer comer allí. Vale la pena, de verdad que se los recomiendo. ...".

"Excelente restaurante español en la zona residencial. Antes de llegar al hotel en Hamburgo había investigado sobre los restaurantes y el propietario (Juan) había sido muy rápido y eficiente al responder un par de preguntas por correo electrónico, así que reservamos una mesa. La mayoría de los restaurantes estaban al otro lado de nuestro hotel, hacia los antiguos muelles, mientras que esto se encuentra en un cruce de calles residenciales, pero a solo unos minutos a pie del centro. Disfrutamos de excelente comida y servicio y elegí el vino de la casa que tenía una buena relación calidad-precio".