Olga Moreno, mujer de Antonio David Flores, se mantuvo durante años en un segundo plano en los medios de comunicación. Ella era un ente neutro, sin connotaciones, pero en el momento en el que su familia protagoniza más titulares decide perfilarse y concursando en el 'reality' de máxima audiencia de su franja.

Se convierte así en un resorte más del engranaje del "culebrón familiar" Carrasco-Flores que se desencadena tras la emisión de la serie documental sobre Rocío Carrasco "Rocío: contar la verdad para seguir viva".

La concursante se mostró preocupada por la repercusión de sus participación en el programa de televisión dijo sentir "miedo" a volver a España: "Me van a matar por hablar", sentenció Olga Moreno entre lágrimas.

Olga Moreno vuelve a irse de la lengua

Olga Moreno ha hablado mucho de su vida privada Telecinco.es

La inesperada llegada a la isla de Sandra Pica, que reveló gravísimos secretos del exterior a los concursantes influyó en el comportamiento de Olga Moreno, que conoció por ella el calado mediático actual de su familia.

Esto no parece preocupar a la participante, que la noche del 31 de mayo volvió a protagonizar el debate de "Supervivientes 2021" por hablar de su vida personal: “este lunes es mi aniversario. 22 años y no me he separado en la vida. Imagínate lo penúltimo de meterlo en la cárcel”.

También se refirió a Rocío y David Flores: “es una injusticia lo que le están haciendo a los niños”, sentenció antes de asegurar que ella "se conformaría solo con saber que están bien".

El peor defecto de Olga Moreno

Olga Moreno considera que su peor defecto es el mal carácter Telecinco.es

Aunque es consciente de que cada palabra suya dispara titulares en España no deja de hablar de su familia. Parte de la audiencia del programa se indigna y la acusa en redes sociales de estratega porque, según ellos, busca permanecer en el concurso por la polémica que desprenden sus declaraciones.

Te puede interesar:

Olga Moreno reconoció que estaba aflorando su peor defecto en la isla y no fue la falta de prudencia lo que destacó sino su mal carácter a consecuencia del hambre. Así lo expresó durante el reto "Mensaje en una botella", en el que tuvo que responder a una pregunta: "De todo lo que habías imaginado de esta aventura, ¿Qué es lo que más te está sorprendiendo para mal?".

Su respuesta fue: "Yo no suelo comer mucho, pero me falta mucho la comida, tengo muchísima hambre. Para mí ha sido mal porque te cambia la actitud, pero bueno, aquí estamos…".