La polémica ha vuelto a estallar en Sálvame (una vez más). El programa de Telecinco que acumula millones de espectadores cada tarde se ha convertido una vez más en el tema más comentado de la tarde en Twitter por un bochornoso espectáculo protagoniza por Kiko Matamoros y Miguel Fringineti.

Matamoros: “Es habitual que un niño maltrate a sus padres” -Frigenti: “No es tan habitual”. Esta conversación ha derivado en un trending topic que lleva acumulando miles de comentarios y críticas a lo largo de la tarde.

Con el hashtag #KikoMatamorosFueraDeLaTV, muchos usuarios han criticado la actitud del colaborador en el programa de Telecinco"Ni eres buen padre , ni lo has sido , ni lo vas a ser nunca , tampoco eres buena persona". "@KikoMatamoros hace apologia de la droga, de la violencia de genero y con la connivencia". "Kiko ha dicho aunque separado este ser dia olivo puede investigar la matrícula de un coche que entra en casa de su exmujer? Señor Matamoros eso es acoso" .

No es el único

Pero parece que no es el único que se podría plantear irse. De hecho Kiko Jimenez, uno de los colaboradores más conocidos llegó a decir hace unos días durante una pausa para la publicidad que se iría al programa de Ana Rosa Quintana para poder estar por las mañanas y mejorar su horario. "No puedo más con este horario", aseguró.

Acusan a un colaborador de tener grabaciones de sus compañeros: “Pareces Judas”

Sálvame ha vuelto a vivir un momento de tensión y de acusaciones, esta vez, entre los propios colaboradores del programa de Telecinco. La dirección de ‘Sálvame’ tiene constancia de que Antonio David Flores grabó conversaciones con ellos, también reuniones de trabajo… y a sus compañeros de plató. Sin embargo, los directores también saben que no es el único. Antonio Montero se señaló a sí mismo y ahora nos dan el otro nombre: Gustavo González, tal y cómo explican desde el programa.

“¿Yo? ¿Yo? ¿Yo?”, repetía constantemente el aludido, que miraba a la dirección sin dar crédito a lo que escuchaba. “¡Te pillamos en todas!”, gritaba Belén Esteban; “pareces Judas”, se quejaba Kiko Matamoros risueño y Kiko Hernández reiteraba a su compañero: “Sí, tú, tú, tú”-

“Jamás he grabado a nadie”, se defendía el colaborador, que solo asume haber grabado a personajes como parte de su trabajo. Pero hay una excepción con la que no contaba: Raquel Bollo. El acusado cuenta grabó a Raquel Bollo en medio de un conflicto con ella y porque uno de los directores le alertó de que era ella quien le había grabado.