'Sálvame' ha empezado fuerte el mes de mayo. Además de la llamada en directo de Kiko Rivera, el programa ha anunciado que por su decimosegundo aniversario llegarán nuevos colaboradores al formato, lo que ocasionará que otros tengan que dejar su silla para dar cabida a los nuevos rostros.

Con este anuncio han arrancado el programa en la tarde del 3 de mayo. Los colaboradores estaban sentados en las gradas y un vídeo resumen con los casi 50 colaboradores que ha tenido el programa a lo largo de su historia, decía lo siguiente: "A partir de mañana, este grupo de colaboradores tendrá nuevas caras. Para algunos de vosotros, estas nuevas incorporaciones serán bienvenidos o bienvenidas. Para otros, sin embargo, podría significar su inminente salida del programa".

Esta voz en off ha generado tensión y nerviosismo entre los colaboradores presentes, al ser conscientes de que alguno de ellos podría perder su silla en el programa en favor de los nuevos fichajes, cuya identidad se desconoce por el momento. Lo que sí han confirmado, es que estas incorporaciones empezarán a producirse a partir del martes 4 de mayo.

El programa ha dejado entrever, que estas incorporaciones podrían venir desde una importante saga familiar o simplemente ser el regreso de un viejo conocido que ya pasó anteriormente por el plató de 'Sálvame'. En este momento, los colaboradores han apuntado como posibles fichajes a Gloria Camila y a Belén Rodríguez.

En no pocas ocasiones Sálvame es objeto de numerosas críticas en el mundo de la televisión. Hay espectadores a los que no les gusta nada que el formato de la Fábrica de la Tele esté siempre protagonizado por una tensión constante o incluso por las amenazas entre los colaboradores. En este sentido hace días varios de los que siguen el programa de Telecinco se dirigieron a los directores para agradecer la presencia de Paz Padilla en el formato. Después de varios días de broncas continuas muchos aseguraron que la presentadora había logrado que hubiera mejor humor que cuando está al frente Carlota Corredera (la sustituta "oficial" de Jorge Javier Vázquez).

A lo largo de los últimos años han sido muchos los “amigos” que han roto ante las cámaras. Pero al ruptura de la semana pasada dejó a muchos con la boca abierta. Tuvo lugar en Sálvame, como no. Y fue entre dos excompañeros de Ya es Mediodía: Miguel Frigenti y Marta López.

Mientras ella aseguraba ante las cámaras que toda la vida había considerado a Miguel su amigo él la apuñalaba por la espalda. “Para mi nunca ha sido nada más que una compañera de trabajo, a la que tenía cariño, sí, pero una compañera”, afirmó.

Sálvame ha conseguido convertirse a lo largo de los más de siete años que lleva en antena en uno de los buques insignia de Telecinco. El programa ya no solo se emite de lunes a viernes. Sus especiales de los sábados y los domingos y sus otros programas especiales han hecho que la programación de todo el canal se base en este formato.

De hecho mucho se ha hablado en las últimas semanas de los pasos a informativos que ha protagonizado este programa. Pero lo que nadie sabe es que eso esta hecho a posta. Es decir: a Telecinco le interesa que toda esa audiencia que tiene Sálvame no se vaya en el momento en el que acaba el programa a otro informativo. En este sentido Vicente Vallés se lo está poniendo muy difícil a Mediaset ya que cada vez que se habla de audiencia se destaca por encima de todo la gran acogida que tiene el segundo informativo del día de Atresmedia y que la tiene precisamente gracias a la denominada audiencia de arrastre de Pasapalabra, el concurso más visto de la televisión y que también le había dado muy importantes datos de audiencia a Mediaset antes de que el Supremo obligase a Telecinco a dejar de emitirlo.

Pero es que además el programa sirve de prescriptor de famosos. No es raro que alguien que triunfe en Supervivientes o en Gran Hermano Vip haya pasado primero por el formato de las tardes de la cadena de Mediaset. Es casi una visita obligada antes de la fama. Eso sin contar con que “rellena” casi cinco horas de programación en directo en Mediaset. Y a un coste muy barato: el de tener a una media de cuatro o cinco colaboradores hablando delante de una cámara durante toda una tarde sin apenas conexiones ni vídeos.